El caer de las piedras


por DP

Entonces él se incorporó y le preguntó: “Mujer, ¿dónde están? ¿Ya nadie te condena?”, “Nadie, Señor.”, “Tampoco yo te condeno. Ahora vete, y no vuelvas a pecar.” Juan 8:10-11 NVI

Ella se levantó ese día a pecar y a hacer que alguien cayera. Pero fue sorprendida en el acto y e iba a morir por ello. Su día no iba bien. Sus acusadores se burlaron de ella y la llevaron frente a una multitud que estaba reunida para escuchar a Jesús. Sus acusadores eran líderes religiosos con amplios conocimientos. Hombres que podían jactarse de lo que sabían, pero no de lo que vivían. Vinieron con la acusada, con el veredicto y las piedras. Sin embargo, en el momento preciso en que todo acabaría para ella, Jesús hizo una simple declaración: “—Aquel de ustedes que esté libre de pecado, que tire la primera piedra.” Al examinar sus propias vidas, uno por uno abandonó el lugar dejando caer sus piedras.

¡Que maravilloso es conocer que así como Jesús perdonó a la mujer de sus acusadores, todavía hace lo mismo para nosotros día tras día! Siempre debemos recordar que fuimos perdonados por su sacrificio en la cruz y aceptar en nuestros corazones ese sacrificio hecho por el Hijo. Estamos llamados a aceptar el perdón de nuestros pecados, independientemente de lo que hayan sido. Tu perdón, mi perdón, fue comprado en la cruz por el mismo Jesús.

Vivimos en un mundo caído, lleno de pecado que nos acecha en cada momento. Somos propensos a fracasar, a caer y a pecar. Pero la gracia de Dios se desborda y nos restaura, una y otra vez. No es que vayamos a tener una vida libre de consecuencias y una licencia para pecar. Tendremos consecuencias, y nos dice que no pequemos más si queremos tener una vida con significado. Una vida restaurada. Así que incluso cuando los hombres no olviden nuestros pecados porque son muchos, Él ha dejado claro que no te condena. Él siempre está buscando la manera de atraerte hacia Él, porque te ama. Te ama tanto, que dio su vida por tus pecados en la cruz para que nadie pudiera arrojar las piedras contra ti, no importa cuales hayan sido.

Hoy, podrías estar en una situación difícil. Es posible que hayas pecado, que hayas sido expuesto, acusado, declarado culpable y las personas se están alineando con piedras en las manos para tirarlas contra ti. Pero no tengas miedo, Jesús estás a tu lado, y le hace frente a tus acusadores. Escucharás el sonido del caer de las piedras y al levantar tus ojos verás sus espaldas desaparecer en el sol.

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

About Danny Maldonado

I love to inspire people to Breathe expectantly, to Live confidently and to Move boldly. I love coffee. Husband and father. Hungry for God's presence and awed by His unfailing and undeserved Love for me! Did I say that I love coffee?
This entry was posted in Español, Perdón, Video and tagged . Bookmark the permalink.

COMMENT ON THIS POST

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s