¿Agua dulce o amarga?


Quiero hacer un comentario acerca de la próxima elección.

Tengo una preocupación.

Pero no estoy preocupado por lo que quizás piensas que me preocupa. Esto no es un opinion política. En realidad no me preocupa para nada quien saldrá electo, porque en los E.U. la opción es binaria. Yo ya hice la mía y voté. Y eso no es de lo que voy a estar hablando aquí tampoco.

Me preocupan las relaciones que se están lacerando y rompiendo. Me preocupa el tono que se ha estado usando. Me preocupa el carácter crudo que se está develando. Estoy preocupado por aquellos que proclaman tener el mensaje de vida, pero hablan como si no la hubiese. Mi preocupación es por las amistades que porque otro tenga una opinion diferente, se rechacen en los días que se avecinan. Me preocupa la falta de madurez para tener una conversación honesta y con respeto acerca de opiniones disidentes. Me preocupa el lenguaje que nuestros corazones están hablando. Estoy preocupado de que estemos ciegos y sordos a lo que nuestras propias palabras están diciendo. Mi preocupación es por nuestras verdaderas prioridades.

Parece que se nos olvida que después de estos días, aquellos a quienes nos referimos como si no fueran personas, posiblemente tengamos que interactuar con ellos nuevamente. Parece que se nos olvida que después de las elecciones, tendremos que tener comunidad nuevamente. Se nos olvida que ya sea por Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat, TikTok, o cualesquiera sea la plataforma que usemos, nos estamos marcando sea con odio o con amor. Que no quede duda, nuestras palabras nos marcan.

Las elecciones vienen y van. La familia se mantine. La comunidad se mantiene.

¿Pregúntate cuál ha sido tu motivación? ¿Has estado respaldando a tu candidato por la plataforma que posee y los hechos, o por el odio y el repudio que sientes por su oponente? ¿Que le has estado enseñando a tu hijos? ¿Que mensaje están escuchando? ¿Por un lado que deben ser buenos ciudadanos y amar al prójimo, y por el otro odiar todo lo que diga el candidato X porque es una mala persona? ¿No es eso la definición de ceguera?

Santiago, el hermano de Jesús, habló acerca de la capacidad que tienen nuestras palabras.

Con ella bendecimos al Dios y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, que están hechos a la semejanza de Dios.
De una misma boca proceden bendición y maldición. Hermanos míos, esto no debe ser así.
¿Acaso alguna fuente echa por una misma abertura agua dulce y amarga? Santiago 3:9-11 (RVR60)

Así que, ¿que sale de nuestra fuente?

¿Son nuestras palabras agua dulce para aquellos que las escuchan o estamos creado heridas y derramando agua amarga con ellas?

Si tus palabras, aún las escritas, nacen de resentimiento, odio, burla o altivez, no son palabras que refrescan. Tampoco se justifican porque el candidato que tiene una opinion contraria las use. Y todos los lados en esta elección las ha usado. Aguas amargas.

La pregunta sigue en pie. ¿Que sale de nuestra fuente? ¿Son nuestras palabras agua dulce o agua amarga? Si es esta última, pausa. Mira profundamente en tu interior. Reflexiona, y quizás, y de ser necesario, borra aquello que has escrito como agua amarga e intenta subsanarlo. El mundo necesita refrigerio y estamos llamados a derramar nuestras vidas como vasijas de honor. Vasijas de agua dulce.

Quizás esta es la manera que la sanidad comience.

Y comienza contigo y conmigo.

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

¿Quieres esta inspiración de café por correo electrónico todas las mañanas? Ingresa tu dirección de correo electrónico para suscribirte en la parte superior derecha de esta página, debajo de la casilla de “Subscribe” ¿Te gusta este escrito y deseas compartirlo? Simplemente añade tu comentario abajo en “Leave a Reply” o compártelo en Facebook, Twitter, o por correo electrónico usando cualesquiera de los botones al lado de “Share this:”

© Copyright Danny Maldonado, 2020

Un Susurro


Entonces El dijo: Sal y ponte en el monte delante del Señor. Y he aquí que el Señor pasaba. Y un grande y poderoso viento destrozaba los montes y quebraba las peñas delante del Señor; pero el Señor no estaba en el viento. Después del viento, un terremoto; pero el Señor no estaba en el terremoto. Después del terremoto, un fuego; pero el Señor no estaba en el fuego. Y después del fuego, el susurro de una brisa apacible. 1 Reyes 19:12-12

Hace un tiempo atrás, mientras manejaba hacia mi trabajo, escuchaba una canción de René Gonzalez, “Mi Vida.’ René es amigo y es un talentoso cantante y Pastor en Puerto Rico, reconocido internacionalmente. Mientras escuchaba esta canción, unas cuantas líneas llamaron mi atención y me hicieron recordar mi accidente.

“Mi vida, vio la vida que refleja tu mirada

yo pensé que era el final de mi jornada,

pero Tú llegaste para rescatar, mi vida”

Aunque la canción se refiere al poder de Jesús al redimirnos del pecado, no pude sino pensar en mi experiencia con el rayo. ha pasado algún tiempo desde que escribí acerca de mi accidente en Todavía estoy de pie. Durante este tiempo he pensado mucho acerca del incidente, especialmente cuando hay tormentas eléctricas. Pero cuando escuché las palabras en esta canción, inmediatamente me transporté a ese día. Mi corazón está lleno de agradecimiento al recordar que pudo haber sido una historia totalmente diferente. Fue un moment de total rendición y mi corazón se sumergió en adoración.

Durante estos meses me he hecho muchas preguntas y he buscado significado. ¿Porqué? ¿Para qué? y en mas ocasiones de las que puedo recordar, le he pedido a Dios que me hable. Entonces algo llamó mi atención como nunca antes. Mientras leía el Salmo 29  el verso 7 cobró vida: “La voz del Señor resuena con relámpagos.” ¿Será posible? ¿Será verdad? ¿Que Él me haya hablado y no me diera cuenta? Sé que mi experiencia con el rayo es una en un millón, pero mis preguntas persistían. Fue cuando recordé a Elías en la cueva y ocurrió un terremoto, un fuego y un viento fuerte. Con frecuencia relacionamos a Dios con lo espectacular, y queremos que lo extraordinario se manifieste en nuestras vidas, lo impactante es lo que nos conmueve y nos inspira. Pero cuando Elías escuchó un susurro, era allí dondeDios estaba, en lo ordinario. Él susurró porque estaba cerca.

Mi conmueve el saber que el Creador del universo escogió hablarme de la manera que en que lo hizo. Tengo que admitir que puede que nunca lo comprenda del todo, pero una cosa tengo bien clara y es que Él habla de muchas mas formas de las que le dams crédito. ¿Puede ser que try o estamos tan distraído que el Señor e Señores ha estado tratando de hacernos ver la vida que refleja su mirada y no nos hemos dado cuenta? ¿Será que Él ha estado susurrándonos y nosotros estamos esperando rayos, terremotos, fuego, o vientos grandes y fuertes? ¿Has hecho señor de tu vida el agite de este mundo?

Él está susurrándote. ¿Lo estás escuchando?

Aquí está el video de René González

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

¿Quieres esta inspiración de café por correo electrónico todas las mañanas? Ingresa tu dirección de correo electrónico para suscribirte en la parte superior derecha de esta página, debajo de la casilla de “Subscribe” ¿Te gusta este escrito y deseas compartirlo? Simplemente añade tu comentario abajo en “Leave a Reply” o compártelo en Facebook, Twitter, o por correo electrónico usando cualesquiera de los botones al lado de “Share this:”

© Copyright Danny Maldonado, 2018

Las citas bíblicas son tomadas de la Santa Biblia: la Biblia de las Américas: con referencias y notas (electronic ed., 1 Ki 19:11–12). La Habra, CA: Editorial Fundación, Casa Editorial para La Fundación Bíblica Lockman (1998). Todos los derechos reservados. 

Nueva Traducción Viviente. (2009). (Ps 29:7). Carol Stream, IL: Tyndale House Publishers, Inc.

Todavía estoy de pie


Este es un tipo de mensaje diferente, es más como una nota en un diario. Como sucede con todos nosotros, enmarcamos nuestra vida y nuestros puntos de vista por las experiencias que tenemos. El pasado sábado, 16 de de julio de 2016, fue uno de esos para mí. Aquí está mi breve descripción de lo que pasó; un evento que todavía estoy procesando.

Llevé a mi hijo temprano a trabajar y después de dejarlo, conduje al sur durante más de una hora. Estoy trabajando con un vehículo en casa y estaba buscando algunas piezas de otro para terminar el mío (no soy mecánico, sino asesor financiero, pero me gusta arreglar cosas). Llegué cerca de las 8:00 am a mi destino y empecé a trabajar en el vehículo. Me tomó 4 horas para terminar. Mientras estaba recogiendo mis herramientas y colocándolas en el baúl de mi vehículo, la lluvia comenzó a caer. Me apresuré a recoger las piezas y empecé a escuchar los truenos, por lo que me metí en el vehículo a esperar. Cuando escampó, salí de nuevo, paraguas en mano, para terminar  de recoger todo. Y entonces sucedió: Fui alcanzado por un rayo. Permita que eso haga su efecto…

No hay nada que pueda preparar a uno para algo como esto. No hay manera de hacerle justicia o describir por completo la instantánea ocurrencia de ser alzando por un rayo, pero lo voy a intentar.

Lo primero que ocurrió fue una explosión, y luego el mundo a mi alrededor se distorsionó por completo. Veía neblina por todos lados que ahora sé era humo blanco. No había control ni hay lógica en lo que me estaba pasando. En un instante supe que había sido golpeado por una fuerza inimaginable que ejecutó sumisión total de mí. Fue un evento como en cámara lenta, pero en realidad fue instantáneo. Recuerdo que estaba en el suelo de gravilla y caí sobre mi lado izquierdo. Vi mi cuerpo, pero no me podía mover. Vi el cielo y no podía determinar si estaba vivo o muerto. Surrealista. Luego, cuando el mundo a mi alrededor dejó de moverse, y, o bien por la fuerza de la caída o por un movimiento inconsciente, me encontré de espalda, pero no podía sentir mi cuerpo. Entonces pude levantar la cabeza y traté de mover mis extremidades. Mi brazo derecho y pierna izquierda comenzaron a moverse, pero mi brazo izquierdo y la pierna derecha estaban totalmente inmóviles; ningún movimiento en absoluto. Al tratar de incorporarme, todo lo que recuerdo que salió de mi boca fue: “¡Gracias Dios, Gracias Señor!” al darme cuenta de que estaba vivo, que había sobrevivido.

Mi reacción inmediata fue llamar al dueño de casa, Martin. Yo estaba gritando a viva voz, “¡Martin, Martin, Martin!” y nadie salía de la casa. Entonces se abrió la puerta, y Martin salió y grité: “¡Ayúdame, ayúdame, me acaba de dar un rayo.” Martin corrió hacia mí y me ayudó a levantar. El literalmente me puso sobre sus hombros, y me llevó adentro. Mi brazo izquierdo y la pierna derecha, no respondían. No podía sentir nada. Luego que llamaron al 911, le pedí que llamara a Sandy, que quería hablar con ella. Cuando hablé con mi esposa le dije, “Estoy bien, Dios es bueno Sandy, Dios es bueno, Te amo.”

Mientras la ambulancia me transportaba al hospital, los paramédicos hicieron todo tipo de preguntas, verificaban mi corazón, el pulso, insertaron un IV. Al entrar al centro de trauma, el personal médico allí esperando, preguntaban si yo era el hombre que había sido alcanzado por un rayo; sus palabras, “¿Y sobrevivió?”

Adelantemos ocho horas mas tarde, con el estómago vacío, sin agua, el cuerpo magullado, dos CT-Scans, radiografías, análisis de sangre, y un sinfín de preguntas. El resultado final: no hay daños a mis órganos o extremidades. La única evidencia visible eran las marcas en el brazo y la pierna donde la electricidad viajó, my frente en la que me dí con quien sabe que, y un zapato quemado y roto.

La imagen de arriba es el árbol que estaba a unos 20 pies de mí que muestra el daño del azote, y el daño en el zapato por donde salió la descarga, y todavía estoy de pie. Mientras escribo estas palabras, mis ojos se llenan de lágrimas, porque sólo por la gracia de Dios, su amor inagotable y su misericordia infinita todavía estoy de pie.

“Pero tú, Señor, eres escudo alrededor de mí, mi gloria, y el que levanta mi cabeza.” Salmo 3:3

Esa la única razón por la que todavía estoy de pie.

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

¿Quieres esta inspiración de café por correo electrónico todas las mañanas? Ingresa tu dirección de correo electrónico para suscribirte en la parte superior derecha de esta página, debajo de la casilla de “Subscribe” ¿Te gusta este escrito y deseas compartirlo? Simplemente añade tu comentario abajo en “Leave a Reply” o compártelo en Facebook, Twitter, o por correo electrónico usando cualesquiera de los botones al lado de “Share this:”

© Copyright Danny Maldonado, 2016

Mi Pastor es un León


lec3b3n-y-cordero-2016-05-28-08-29“Jehová es mi pastor nada me faltará. En lugares de delicados pastos me hará descansar, junto a aguas de reposo me pastoreará.” Salmo 23:1-2

Pero mi pastor no es uno cualquiera. El se dice que es la puerta para las ovejas, para llegar a mi tienen que pasar por el. Mi pastor tiene una sola misión, su misión soy yo. Da su vida por mi. Pero no pienses que es un pastor débil, o un pastor que se amedrenta. Mi pastor es un León.

Y él no es un león domesticado. El León de la tribu de Judá. El que ha vencido para abrir los sellos del libro de Dios. Apocalipsis 5: 5-6.

Siempre RUGE. Nunca llega tarde. Él podría estar corriendo por el bosque; Está corriendo a salvarnos.

Si voy por el valle de la muerte, no temeré. Porque a mi pastor es un león.

Si estoy herido en el valle, me recoge y me llevan en su espalda.

¿Y quién se atreverá a venir en contra del Gran León?

Él es el cuarto hombre en el horno. La oveja que es un león. El gran YO SOY.

¡Oh alma cansada, no te desalientes, Oye su rugido! Escuchar sus pisadas golpear el suelo mientras se acerca corriendo al rescate!

Él nunca ha sido derrotado.

Y él me ama, yo soy su oveja, él es mi pastor y Él es un león.

Cuando lloro, me escucha. Y él es un león celoso, un león feroz.

¿Por qué temer? Si a la puerta de las ovejas, está el León.

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

¿Quieres esta inspiración de café por correo electrónico todas las mañanas? Ingresa tu dirección de correo electrónico para suscribirte en la parte superior derecha de esta página, debajo de la casilla de “Subscribe” ¿Te gusta este escrito y deseas compartirlo? Simplemente añade tu comentario abajo en “Leave a Reply” o compártelo en Facebook, Twitter, o por correo electrónico usando cualesquiera de los botones al lado de “Share this:”

© Copyright Danny Maldonado, 2016

¿Que si puedo?


 Muchas veces lo arroja al fuego, o al agua, con la intención de matarlo. Si puedes hacer algo, ¡ten compasión de nosotros y ayúdanos! Jesús le dijo: ¿Cómo que “si puedes”? Para quien cree, todo es posible.

Esa fue la pregunta/respuesta que Jesús le dio al padre del muchacho que tenía un espíritu que lo atormentaba. Esto me hizo pensar. ¿Cuán quebrantado estaba su espíritu al punto de cuestionar sus creencias? Tengo que admitir que, a veces he dicho la misma expresión de este padre, “¡Creo!, !Ayúdame en mi incredulidad!”. Su situación era tan grave y tan persistente, que no estaba buscando una solución completa, sólo un respiro. Sus expectativas de la vida como él la conocía, habían bajado a mera supervivencia, a simplemente existir. No esperaba de Dios lo mejor y en vez bajó a Dios a su nivel humano. La vida era dura y su hijo estaba sufriendo. “Pero si puedes hacer algo”. Era una expresión de desesperación de un padre que necesitaba y pedía ayuda.

Conozco la sensación, no de un espíritu atormentador, pero la angustia y la desesperación de sentirse impotente y sin una puerta a donde ir. Cualquier luz es suficiente, cualquier señal de ayuda será suficiente, cualquier ayuda sería genial. Cualquier movimiento que apaciguar el dolor será bienvenida. Los sueños, el potencial y sí, incluso la esperanza son una idea lejana porque la realidad se ha hecho presente. Y es difícil. Aplasta tu espíritu y te rompe el corazón. Intentamos todo, cualquier cosa, incluso el fallido y llano intento de manos que se quedan cortas de convertirse en la solución a nuestras necesidades, porque les es inconveniente o es demasiado trabajo.

La ayuda escasa de la gente simplemente no soluciona. Nuestro espíritu humano se reduce a aceptar menos, y es difícil. La confusión, la tensión, la desesperación que se siente es tan persistente que cualquier expectativa de que las cosas se pongan cada vez mejor son bajas o inexistentes. Y vamos a “la gente que pueden ayudar”, y a veces simplemente obtenemos lo que siempre hemos conseguido;. Intentos fallidos y un corazón herido, cansado y fatigado. Tal parece que a los lugares que vamos y a las puertas que tocamos, son senderos a habitaciones vacías y a esperanzas secas. Aquellos a nuestro alrededor no entienden el dolor o incluso no parecen estar preparados a ayudar. Y en nuestra desesperación bajamos nuestras vidas a meras correcciones existenciales, nos convertimos en adictos de lo inmediato. ¿Te has sentido así?

En palabras de Martin Lutero a su contemporáneo Erasmus, “Tus pensamientos de Dios son demasiado humanos ”. Nuestros pensamientos del Dios Omnipotente, del Todopoderoso Señor, necesitan elevarse hasta el lugar donde deben estar. Sólo Jesús. Él es el único que puede ayudar al alma y convertir todas las cosas. No debemos permitir que el mundo caído haga nuestra imagen de Dios, una caída.

Él nos está haciendo esta pregunta de nuevo hoy, “¿Que si puedo?”, Como si estuviera diciendo, “¿Estás bromeando? ¿Sabes con quién estás hablando? ¿Entiendes el poder y la fuerza de quien tienes de frente en este mismo momento? Yo te creé, Yo conozco tus pensamientos más internos y sé todo sobre ti. Y te amo, como nadie que te puedas imaginar, te ame. Entiendo tu dolor, veo tu sufrimiento, y lloro por tu angustia persistente. Pero yo soy Dios, y estoy aquí para hacer nuevas todas las cosas. Muchos han tratado de ayudarle, pero se han quedado cortos. Quiero que sepas que yo quiero que vengas directamente a mí. Su provisión, Tu Dios, ¡Tu yo PUEDO!”

“Puedo resolver tu dolor, voy a enjugar tus lágrimas, puedo hacer y he hecho todas las cosas nuevas. Voy a cambiar tu lamento en baile”.

“Que si puedo?, preguntas. Te digo, si crees, todo y cualquier cosa es posible.” – Jesús.

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

¿Quieres esta inspiración de café caliente por correo electrónico cada mañana? Ingresa tu e-mail para suscribirte en la parte superior derecha de esta página bajo el encasillado de “Subscribe” . ¿Te gusta este escrito y deseas compartirlo? Simplemente añade tu comentario abajo en “Leave a Reply” o compártelo en Facebook, Twitter, o por correo electrónico usando cualesquiera de los botones al lado de “Share this:

© Copyright Danny Maldonado, 2015
Las citas bíblicas son tomadas de la Santa Biblia, Reina Valera Contemporánea ® © Sociedades Bíblicas Unidas, 2009, 2011. Usado con permiso. Todos los derechos reservados.

Out in the water


Recently Joel Thomas, Lead Pastor of Northpoint Community Church, shared in a series titled, Choose to lose the following quotes: “Jesus doesn’t hang out in boats, he’s out there in the water” and “”How”, usually follows obedience” @joelt_. These expressions resonated with me. Joel was speaking about the account in Matthew when Peter walked on water. You may or may not believe the story, but in spite of that, there are many principles we can use in our daily lives.

One of them is revealed right where the event itself took place; out in the water. It is our nature to gravitate towards those environments or experiences that we feel comfortable with. Invariably, these choices give us a false sense of control. As amazing the story is, so is the principle I gleaned from Joel’s quotes: In order to achieve the impossible, we need to do the uncomfortable. Sometimes we have to walk out of the place we know into a place we don’t. Just as Peter dared to step out of what he knew was safe (the boat) and moved into a place he knew was not (the water), we need at times to move from the safe to the daring. And it is very uncomfortable, and sometimes scary.

But what is the alternative? What is the story you want to tell? How will you know how far, high or deep you can go if you stay safe? Probably our biggest hesitation lies in the fact that we don’t know if this next step we are taking is misguided. It could also be that we are unsure we have all the facts, making it easier for us to step back and wait. I subscribe to the idea of making good decisions with enough information, but there are times in life that we just have to move boldly towards our calling. This might be that time.

And just as the story has many principles, any daring step will also bring new challenges and new unknowns. But think of this: No one before or after Peter has ever walked on water. What is it you feel called to do that is uncomfortable? Could this be the moment that could define the rest of your life? There may be many things you don’t know how to do, but remember that “how, usually follows obedience”.

If you hear Jesus telling you, “Take courage! It is I. Don’t be afraid.”, and “Come” then take that step, because Jesus doesn’t hang out in boats, he’s out there in the water.

You can watch Joel’s message here.

“BREATHE expectantly, LIVE confidently and MOVE Boldly”

Want this inspiration of coffee by email every morning? Enter your e-mail to subscribe at the top right of this page under the box for “Subscribe”. Like this writing and want share it? Just add your comment below on “Leave a Reply” or share it on Facebook, Twitter, or by email using any of the buttons next to “Share this:”

© Copyright Danny Maldonado, 2014
Scripture quotations are taken from THE HOLY BIBLE, NEW INTERNATIONAL VERSION®, NIV® Copyright © 1973, 1978, 1984, 2011 by Biblica, Inc.™ Used by permission. All rights reserved worldwide.

¡No te Rindas!


Hay una escena de la película Facing the Giants (Enfrentando a los Gigantes), en la que el entrenador Grant Taylor le dice a Brock Kelley que haga el gateo mortal con un compañero del equipo en sus espaldas. El detalle es que tenía que hacerlo con los ojos vendados, y la única dirección que recibiría sería la voz del entrenador, no lo que sus ojos pudieran ver. Es una escena muy inspiradora. Representa la vida de muchas maneras, la tuya y la mía. Vamos por la vida muchas veces arrastrándonos, porque esa es la única manera en que podemos avanzar. Y también nos encontramos con los ojos vendados, gateando a ciegas con un peso excesivo sobre nosotros. Una combinación perfecta para rendirnos.

Todos hemos tenido esas temporadas en nuestras vidas. Momentos cuando lo cuestionamos todo. Momentos en que nuestra vista está nublada, está vendada y no tenemos ninguna dirección. Momentos en los que tenemos un exceso de peso sobre nuestras espaldas que nos empuja hacia abajo, contemplando a cada segundo la idea de rendirnos. En momentos como estos es cuando aprecio a los entrenadores Taylor del mundo. Aquellos que nos alientan y nos inspiran a seguir adelante, aun cuando no podemos ver hacia dónde vamos. Esa voz que nos dirige hacia la meta final, y nos ayuda a darnos cuenta de que podemos hacer más, ser más, lograr más. Esa voz que no aceptará un no por respuesta y que esperará lo mejor de nosotros, no importando las circunstancias.

Necesitamos esas voces. De vez en cuando todos necesitamos una voz firme que reconozca el dolor, la lucha, pero a pesar de ello, que nos inspire y nos aliente a llegar a la meta final. Justo cuando Brock dice, “es difícil,” el entrenador Taylor responde: “Sé que es difícil, pero puedes hacerlo.” Y gritando más y más fuerte dice, “No te rindas, No te rindas, tú puedes lograrlo!”

Lo mismo te digo hoy. No te rindas. Sé que es difícil, sé que no puedes ver nada en el horizonte, pero confía en la voz, aunque sea la tuya propia, que dice: ¡No te rindas! No renuncies a tu familia; puede ser difícil pero tienes que dar lo mejor de ti! No renuncies a tu pasión; sé que algunas veces podría ser frustrante pero tienes que dar lo mejor de ti. No renuncies a tus hijos; hay muchas decepciones pero tus hijos están llenos de potencial y merecen lo mejor de ti. No renuncies a tu Dios, Él es la voz principal que te llevará a la meta final, que te alentará a ir más lejos, más allá de tus límites, porque Él sabe que puedes hacer mucho más.

Tú podrías ser el entrenador Taylor para los Brock Kelley que hay en tu vida. O tal vez te sientas como un Brock que solo quiere darse por vencido. Lo sé, he sido ambas cosas. Sólo tienes que seguir la voz, esforzarte más. Si lo haces te prometo una cosa; llegarás a la meta y todos, incluso tú mismo, se sorprenderán de lo que habrás logrado.

Así que, por encima de todo, NO TE RINDAS!

¡Disfruta esta corta escena!


“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

¿Quieres esta inspiración de café caliente por correo electrónico cada mañana? Ingresa tu e-mail para suscribirte en la parte superior derecha de esta página bajo el encasillado de “Subscribe” . ¿Te gusta este escrito y deseas compartirlo? Simplemente añade tu comentario abajo en “Leave a Reply” o compártelo en Facebook, Twitter, o por correo electrónico usando cualesquiera de los botones al lado de “Share this:

© Copyright Danny Maldonado, 2014
LA SANTA BIBLIA, NUEVA VERSION INTERNACIONAL ®, NVI ® Derechos de Autor © 1973, 1978, 1984, 2011 Bíblica, Inc. ™ Usado con permiso. Todos los derechos reservados en todo el mundo.

El hacer es mayor que el hablar


“Lo que hacemos es el reflejo de lo que está dentro de nosotros. Podemos decir muchas cosas, pero nuestras acciones revelan nuestro verdadero ser. Cambia tus acciones, cambia tu vida “-. Danny Maldonado

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”