Un Susurro


Entonces El dijo: Sal y ponte en el monte delante del Señor. Y he aquí que el Señor pasaba. Y un grande y poderoso viento destrozaba los montes y quebraba las peñas delante del Señor; pero el Señor no estaba en el viento. Después del viento, un terremoto; pero el Señor no estaba en el terremoto. Después del terremoto, un fuego; pero el Señor no estaba en el fuego. Y después del fuego, el susurro de una brisa apacible. 1 Reyes 19:12-12

Hace un tiempo atrás, mientras manejaba hacia mi trabajo, escuchaba una canción de René Gonzalez, “Mi Vida.’ René es amigo y es un talentoso cantante y Pastor en Puerto Rico, reconocido internacionalmente. Mientras escuchaba esta canción, unas cuantas líneas llamaron mi atención y me hicieron recordar mi accidente.

“Mi vida, vio la vida que refleja tu mirada

yo pensé que era el final de mi jornada,

pero Tú llegaste para rescatar, mi vida”

Aunque la canción se refiere al poder de Jesús al redimirnos del pecado, no pude sino pensar en mi experiencia con el rayo. ha pasado algún tiempo desde que escribí acerca de mi accidente en Todavía estoy de pie. Durante este tiempo he pensado mucho acerca del incidente, especialmente cuando hay tormentas eléctricas. Pero cuando escuché las palabras en esta canción, inmediatamente me transporté a ese día. Mi corazón está lleno de agradecimiento al recordar que pudo haber sido una historia totalmente diferente. Fue un moment de total rendición y mi corazón se sumergió en adoración.

Durante estos meses me he hecho muchas preguntas y he buscado significado. ¿Porqué? ¿Para qué? y en mas ocasiones de las que puedo recordar, le he pedido a Dios que me hable. Entonces algo llamó mi atención como nunca antes. Mientras leía el Salmo 29  el verso 7 cobró vida: “La voz del Señor resuena con relámpagos.” ¿Será posible? ¿Será verdad? ¿Que Él me haya hablado y no me diera cuenta? Sé que mi experiencia con el rayo es una en un millón, pero mis preguntas persistían. Fue cuando recordé a Elías en la cueva y ocurrió un terremoto, un fuego y un viento fuerte. Con frecuencia relacionamos a Dios con lo espectacular, y queremos que lo extraordinario se manifieste en nuestras vidas, lo impactante es lo que nos conmueve y nos inspira. Pero cuando Elías escuchó un susurro, era allí dondeDios estaba, en lo ordinario. Él susurró porque estaba cerca.

Mi conmueve el saber que el Creador del universo escogió hablarme de la manera que en que lo hizo. Tengo que admitir que puede que nunca lo comprenda del todo, pero una cosa tengo bien clara y es que Él habla de muchas mas formas de las que le dams crédito. ¿Puede ser que try o estamos tan distraído que el Señor e Señores ha estado tratando de hacernos ver la vida que refleja su mirada y no nos hemos dado cuenta? ¿Será que Él ha estado susurrándonos y nosotros estamos esperando rayos, terremotos, fuego, o vientos grandes y fuertes? ¿Has hecho señor de tu vida el agite de este mundo?

Él está susurrándote. ¿Lo estás escuchando?

Aquí está el video de René González

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

¿Quieres esta inspiración de café por correo electrónico todas las mañanas? Ingresa tu dirección de correo electrónico para suscribirte en la parte superior derecha de esta página, debajo de la casilla de “Subscribe” ¿Te gusta este escrito y deseas compartirlo? Simplemente añade tu comentario abajo en “Leave a Reply” o compártelo en Facebook, Twitter, o por correo electrónico usando cualesquiera de los botones al lado de “Share this:”

© Copyright Danny Maldonado, 2018

Las citas bíblicas son tomadas de la Santa Biblia: la Biblia de las Américas: con referencias y notas (electronic ed., 1 Ki 19:11–12). La Habra, CA: Editorial Fundación, Casa Editorial para La Fundación Bíblica Lockman (1998). Todos los derechos reservados. 

Nueva Traducción Viviente. (2009). (Ps 29:7). Carol Stream, IL: Tyndale House Publishers, Inc.

About Danny Maldonado

I love to inspire people to Breathe expectantly, to Live confidently and to Move boldly. I love coffee. Husband and father. Hungry for God's presence and awed by His unfailing and undeserved Love for me! Did I say that I love coffee?
This entry was posted in Descanso, Español, Promesas, Vida. Bookmark the permalink.

One Response to Un Susurro

  1. José Rene says:

    Saludos Danny! Que bueno que retomaste escribir, yo tambien tengo que retomarlo pronto.

    Que bendicion este blog, definitivamente Dios continua hablandonos a diario, solo tenemos que estar pensientes a sus susurros y aprender a distinguir su voz

    Dios te bendiga

    Liked by 1 person

COMMENT ON THIS POST

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s