¿Que si puedo?


 Muchas veces lo arroja al fuego, o al agua, con la intención de matarlo. Si puedes hacer algo, ¡ten compasión de nosotros y ayúdanos! Jesús le dijo: ¿Cómo que “si puedes”? Para quien cree, todo es posible.

Esa fue la pregunta/respuesta que Jesús le dio al padre del muchacho que tenía un espíritu que lo atormentaba. Esto me hizo pensar. ¿Cuán quebrantado estaba su espíritu al punto de cuestionar sus creencias? Tengo que admitir que, a veces he dicho la misma expresión de este padre, “¡Creo!, !Ayúdame en mi incredulidad!”. Su situación era tan grave y tan persistente, que no estaba buscando una solución completa, sólo un respiro. Sus expectativas de la vida como él la conocía, habían bajado a mera supervivencia, a simplemente existir. No esperaba de Dios lo mejor y en vez bajó a Dios a su nivel humano. La vida era dura y su hijo estaba sufriendo. “Pero si puedes hacer algo”. Era una expresión de desesperación de un padre que necesitaba y pedía ayuda.

Conozco la sensación, no de un espíritu atormentador, pero la angustia y la desesperación de sentirse impotente y sin una puerta a donde ir. Cualquier luz es suficiente, cualquier señal de ayuda será suficiente, cualquier ayuda sería genial. Cualquier movimiento que apaciguar el dolor será bienvenida. Los sueños, el potencial y sí, incluso la esperanza son una idea lejana porque la realidad se ha hecho presente. Y es difícil. Aplasta tu espíritu y te rompe el corazón. Intentamos todo, cualquier cosa, incluso el fallido y llano intento de manos que se quedan cortas de convertirse en la solución a nuestras necesidades, porque les es inconveniente o es demasiado trabajo.

La ayuda escasa de la gente simplemente no soluciona. Nuestro espíritu humano se reduce a aceptar menos, y es difícil. La confusión, la tensión, la desesperación que se siente es tan persistente que cualquier expectativa de que las cosas se pongan cada vez mejor son bajas o inexistentes. Y vamos a “la gente que pueden ayudar”, y a veces simplemente obtenemos lo que siempre hemos conseguido;. Intentos fallidos y un corazón herido, cansado y fatigado. Tal parece que a los lugares que vamos y a las puertas que tocamos, son senderos a habitaciones vacías y a esperanzas secas. Aquellos a nuestro alrededor no entienden el dolor o incluso no parecen estar preparados a ayudar. Y en nuestra desesperación bajamos nuestras vidas a meras correcciones existenciales, nos convertimos en adictos de lo inmediato. ¿Te has sentido así?

En palabras de Martin Lutero a su contemporáneo Erasmus, “Tus pensamientos de Dios son demasiado humanos ”. Nuestros pensamientos del Dios Omnipotente, del Todopoderoso Señor, necesitan elevarse hasta el lugar donde deben estar. Sólo Jesús. Él es el único que puede ayudar al alma y convertir todas las cosas. No debemos permitir que el mundo caído haga nuestra imagen de Dios, una caída.

Él nos está haciendo esta pregunta de nuevo hoy, “¿Que si puedo?”, Como si estuviera diciendo, “¿Estás bromeando? ¿Sabes con quién estás hablando? ¿Entiendes el poder y la fuerza de quien tienes de frente en este mismo momento? Yo te creé, Yo conozco tus pensamientos más internos y sé todo sobre ti. Y te amo, como nadie que te puedas imaginar, te ame. Entiendo tu dolor, veo tu sufrimiento, y lloro por tu angustia persistente. Pero yo soy Dios, y estoy aquí para hacer nuevas todas las cosas. Muchos han tratado de ayudarle, pero se han quedado cortos. Quiero que sepas que yo quiero que vengas directamente a mí. Su provisión, Tu Dios, ¡Tu yo PUEDO!”

“Puedo resolver tu dolor, voy a enjugar tus lágrimas, puedo hacer y he hecho todas las cosas nuevas. Voy a cambiar tu lamento en baile”.

“Que si puedo?, preguntas. Te digo, si crees, todo y cualquier cosa es posible.” – Jesús.

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

¿Quieres esta inspiración de café caliente por correo electrónico cada mañana? Ingresa tu e-mail para suscribirte en la parte superior derecha de esta página bajo el encasillado de “Subscribe” . ¿Te gusta este escrito y deseas compartirlo? Simplemente añade tu comentario abajo en “Leave a Reply” o compártelo en Facebook, Twitter, o por correo electrónico usando cualesquiera de los botones al lado de “Share this:

© Copyright Danny Maldonado, 2015
Las citas bíblicas son tomadas de la Santa Biblia, Reina Valera Contemporánea ® © Sociedades Bíblicas Unidas, 2009, 2011. Usado con permiso. Todos los derechos reservados.

Out in the water


Recently Joel Thomas, Lead Pastor of Northpoint Community Church, shared in a series titled, Choose to lose the following quotes: “Jesus doesn’t hang out in boats, he’s out there in the water” and “”How”, usually follows obedience” @joelt_. These expressions resonated with me. Joel was speaking about the account in Matthew when Peter walked on water. You may or may not believe the story, but in spite of that, there are many principles we can use in our daily lives.

One of them is revealed right where the event itself took place; out in the water. It is our nature to gravitate towards those environments or experiences that we feel comfortable with. Invariably, these choices give us a false sense of control. As amazing the story is, so is the principle I gleaned from Joel’s quotes: In order to achieve the impossible, we need to do the uncomfortable. Sometimes we have to walk out of the place we know into a place we don’t. Just as Peter dared to step out of what he knew was safe (the boat) and moved into a place he knew was not (the water), we need at times to move from the safe to the daring. And it is very uncomfortable, and sometimes scary.

But what is the alternative? What is the story you want to tell? How will you know how far, high or deep you can go if you stay safe? Probably our biggest hesitation lies in the fact that we don’t know if this next step we are taking is misguided. It could also be that we are unsure we have all the facts, making it easier for us to step back and wait. I subscribe to the idea of making good decisions with enough information, but there are times in life that we just have to move boldly towards our calling. This might be that time.

And just as the story has many principles, any daring step will also bring new challenges and new unknowns. But think of this: No one before or after Peter has ever walked on water. What is it you feel called to do that is uncomfortable? Could this be the moment that could define the rest of your life? There may be many things you don’t know how to do, but remember that “how, usually follows obedience”.

If you hear Jesus telling you, “Take courage! It is I. Don’t be afraid.”, and “Come” then take that step, because Jesus doesn’t hang out in boats, he’s out there in the water.

You can watch Joel’s message here.

“BREATHE expectantly, LIVE confidently and MOVE Boldly”

Want this inspiration of coffee by email every morning? Enter your e-mail to subscribe at the top right of this page under the box for “Subscribe”. Like this writing and want share it? Just add your comment below on “Leave a Reply” or share it on Facebook, Twitter, or by email using any of the buttons next to “Share this:”

© Copyright Danny Maldonado, 2014
Scripture quotations are taken from THE HOLY BIBLE, NEW INTERNATIONAL VERSION®, NIV® Copyright © 1973, 1978, 1984, 2011 by Biblica, Inc.™ Used by permission. All rights reserved worldwide.

Mientras esperamos


Tales cosas se escribieron hace tiempo en las Escrituras para que nos sirvan de enseñanza. Y las Escrituras nos dan esperanza y ánimo mientras esperamos con paciencia hasta que se cumplan las promesas de Dios. Romanos 15:4 NTV

Un amigo que recientemente se trasladó a otro país, había estado buscando empleo con el fin de trasladar también a su familia. El estar solo por algún tiempo y el ir de entrevista a entrevista sin ningún resultado, comenzó a hacer que su inquietud aumentara. No es que él hubiera estado inactivo. De hecho se levantaba temprano todos los días y hacía su parte. Tenía un plan el cual puso en acción. Contó sus recursos e hizo provisión. Para él, éste era un paso como ninguno que hubiese hecho antes. Su movida no fue motivada por su deseo, él estaba seguro de que fue dirigido por el Maestro. Había una promesa, y Dios siempre cumple sus promesas.

Entonces, ¿por qué no había visto ningún resultado? No había ninguna oferta, ningún atisbo de esperanza. Mientras se mantenía fiel y esperaba, los recursos disponibles que tenía, se agotaban. Había calculado el tiempo hasta donde esos recursos llegarían, y ese tiempo estaba muy cerca. Y entonces su esposa le dijo que ella también estaba “totalmente comprometida,” y fue y renunció a su trabajo, y así se lo comunicó. Dios les había dado una promesa y ella la creía.

Uno de esos “días de espera,” tuvimos la oportunidad de charlar temprano en la mañana y este tema surgió. Habíamos intercambiado algunos comentarios y luego dijo: “Estoy esperando, esperando.” Pude percibir cierta frustración sobre el proceso se manifestaba en sus comentarios así que le recordé acerca de esta escritura, “…mientras esperamos con paciencia…”

Pablo exhortó a los romanos en cuanto a cómo vivir y cuidar de aquellos que estaban entre ellos. Les había dicho cómo debían conducirse y por qué y al parecer, había algunos entre ellos que habían tenido algunos problemas y probablemente su paciencia se estaba agotando cuando se trataba de considerar a los hermanos y el alentarlos. Entonces  este versículo se presenta en el centro de todas sus instrucciones, resume su enseñanza y sella la verdad sobre el carácter de Dios. Dios no puede morir, mentir, ser engañado o dejar de amarnos.

Todo lo que está escrito en las Escrituras está ahí para darnos esperanza y aliento mientras esperamos que las promesas de Dios se cumplan en nuestras vidas y en las vidas de quienes nos rodean. Pablo, con este versículo, está afirmando que las promesas de Dios no se dudan o se cuestionan, sino que se esperan. Vivimos sobre promesas no sobre explicaciones. Tal como los romanos tenían problemas, tribulaciones y situaciones, nosotros también tenemos las nuestras, pero ninguna situación será tan tangible como una promesa hecha por Dios.

De vuelta a mi amigo. Sólo un par de días después recibió no una, sino varias ofertas de empleo al mismo tiempo, y su problema ahora era decidir cuál elegir. Al momento de este escrito, su familia viaja a su encuentro, su promesa se cumplió y su nueva jornada comienza.

No te desesperes, no te ansíes, sus promesas son verdaderas y mientras esperamos, debemos profundizar en su palabra que nos llena de esperanza, aliento e instrucción. Fueron escritas mucho tiempo atrás para prepararte para tu próxima misión, y el proceso te ayudará a crecer en el hombre y la mujer que Dios quiere que seas. Y todo esto ha de pasar, mientras esperamos.

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

¿Quieres esta inspiración de café por correo electrónico todas las mañanas? Ingresa tu dirección de correo electrónico para suscribirte en la parte superior derecha de esta página, debajo de la casilla de “Subscribe” ¿Te gusta este escrito y deseas compartirlo? Simplemente añade tu comentario abajo en “Leave a Reply” o compártelo en Facebook, Twitter, o por correo electrónico usando cualesquiera de los botones al lado de “Share this:”

© Copyright Danny Maldonado, 2011
Las citas bíblicas son tomadas de la Santa Biblia, Nueva Traducción Viviente, derechos de autor © 1996, 2004, 2007 por Tyndale House Foundation. Usado con permiso de Tyndale House Publishers, Inc., Carol Stream, Illinois 60188. Todos los derechos reservados.

Moja tus pies


Era la temporada de la cosecha, y el Jordán desbordaba su cauce. Pero en cuanto los pies de los sacerdotes que llevaban el arca tocaron el agua a la orilla del río, el agua que venía de río arriba dejó de fluir y comenzó a amontonarse a una gran distancia de allí, a la altura de una ciudad llamada Adán, que está cerca de Saretán. Y el agua que estaba río abajo desembocó en el mar Muerto hasta que el lecho del río quedó seco. Después, todo el pueblo cruzó cerca de la ciudad de Jericó. Josué 3:15-16

Esta historia habla sobre el milagro increíble Dios hizo para el pueblo de Israel. Josué había recibido instrucciones para cruzar el río y conquistar Jericó. Este compromiso no era pequeño. Esta generación no era el misma que había salido de Egipto, y visto el dividir del Mar Rojo. Este momento en el tiempo, incluso para Josué, era territorio nuevo. Instrucciones claras le fueron dadas. El pueblo de Israel debía moverse cuando el Arca del Pacto se moviera. La historia continúa diciendo que en el momento en que los pies de los sacerdotes se mojaron, el río Jordán se amontonó a una gran distancia de ellos permitiéndoles pasar al otro lado sobre tierra seca.

Hay mucho que aprender de esta historia, y sobre su contexto, pero una cosa se destaca. Tan pronto como los pies de los sacerdotes tocaron el agua, el flujo del río se detuvo. Lo que parecía imposible, fue posible, lo que nunca hubiera pasado por la mente del pueblo de Israel, pasó ante sus ojos, tan pronto como los pies de los sacerdotes tocaron el agua.

Es posible que te enfrentas hoy con una tarea imposible delante de ti, un territorio desconocido. No ves ningún lugar seco y seguro por el cual ir y tu corazón se consterna a lo que tus ojos están viendo. A veces, acabamos sentándonos a la primera señal de oposición o problema que se presenta. Puede parecer difícil lo que enfrentas hoy en día. O puede que ni siquiera sabes lo que te estará esperando en el otro lado. Pero para conocerlo, tienes que moverte.

Tu milagro no ha de ocurrir sin tu participación. Tienes que moverte, hay que mojarse los pies. Y cuando Dios ve este paso audaz, este paso de fe, las aguas, el problema, la oposición, se retirarán, no cerca de ti, pero muy lejos. Así que hoy, deja de quejarte, deja de temer y muévete con valentía en la promesa de Dios para ti. Tienes que mojarte los pies para ver el agua detenerse. Verás el problema, la situación, retirarse antes de tus ojos y el camino delante de ti será seco, seguro y prometedor.

Teddy Roosevelt una vez dijo, “Es mucho mejor atreverse a cosas poderosas, a ganar triunfos gloriosos, aunque accidentado por el fracaso, que estar con los espíritus pobres que ni disfrutan ni sufren mucho porque viven en la penumbra gris que no conoce ni la victoria ni la derrota.”

La instrucción es clara; sigue adelante y moja tus pies .

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

¿Quieres esta inspiración de café por correo electrónico todas las mañanas? Ingresa tu dirección de correo electrónico para suscribirte en la parte superior derecha de esta página, debajo de la casilla de “Subscribe” ¿Te gusta este escrito y deseas compartirlo? Simplemente añade tu comentario abajo en “Leave a Reply” o compártelo en Facebook, Twitter, o por correo electrónico usando cualesquiera de los botones al lado de “Share this:”

© Copyright Danny Maldonado, 2011

Las citas bíblicas son tomadas de la Santa Biblia, Nueva Traducción Viviente, derechos de autor © 1996, 2004, 2007 por Tyndale House Foundation. Usado con permiso de Tyndale House Publishers, Inc., Carol Stream, Illinois 60188. Todos los derechos reservados.

If you wait…


If we wait patiently on the Lord, he will:

  • Hear our cry (Psalms 40:1)
  • He will act on our behalf (Isaiah 64:4)
  • We will not be put to shame (Psalms 25:3)
  • We will renew our strength (Isaiah 40:31)
  • And we will ultimately be exalted (Psalms 37:34)

So it is good to wait upon the Lord…

*Excerpt from Walk in The Word by Dr. James MacDonald – The Benefits of Waiting http://www.walkintheword.com/

“BREATHE expectantly, LIVE confidently and MOVE Boldly”

Si esperas…


Si esperamos pacientemente en el Señor, Él…

  • Escuchará nuestro clamor (Salmos 40:1)
  • Actuará en favor nuestro (Isaías 64:4)
  • No dejará que seamos avergonzados (Salmos 25:3)
  • Renovará nuestras fuerzas (Isaías 40:31)
  • Nos exaltará a su debido tiempo (Salmos 37:34)

Así es que es bueno esperar en el Señor…

*Extracto de “Walk in The Word” por Dr. James MacDonald – “The Benefits of Waiting” http://www.walkintheword.com/

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

Es tiempo de moverse


por DP

Si la nube permanecía sobre el tabernáculo por dos días, un mes o un año, el pueblo de Israel acampaba y no se ponía en marcha; pero en cuanto se elevaba, ellos levantaban el campamento y se ponían en marcha. – Números 9:22

Esta es una descripción de lo que la vida de la gente de Israel fue mientras estaban en el desierto; cuarenta años en el desierto. Ellos tenían que estar en constante disponibilidad, ya que no sabían cuándo vendría el tiempo de moverse. ¿Puede usted imaginarse el establecer el campamento en la mañana o incluso por la noche y luego en doce horas más tarde tener que empacar todo de nuevo y seguir, sin mencionar que eran alrededor de tres millones de personas en movimiento. Es abrumador solo el pensarlo.

En nuestros sentidos se podría pensar, ¿Por qué Dios hizo eso? ¿Por qué les hizo acampar para solo moverlos a la mañana siguiente? Las historia nos revela que el pueblo de Israel era propenso a claudicar y a dudar, y aún así Dios los dirigía de lugar en lugar. La historia nos dice que acamparon en más de cuarenta lugares durante los años que estuvieron el en desierto. Y es precisamente aquí donde en ocasiones nos confundimos mas y a veces no estamos seguros de qué hacer en nuestras propias vidas.

Pero algo siempre está claro. Las temporadas en nuestras vidas han de cambiar constantemente y a consecuencia de ello cambiarán muchas áreas en nuestras vidas. Puede ser tu lugar de trabajo, el lugar donde vives, las personas con quienes te relacionas, el país donde resides o incluso las iniciativas en donde sirves. Pero una cosa nunca debe cambiar; nuestra dependencia de la dirección clara e inequívoca de Dios.

Como el pueblo de Israel, se movía cuando la nube se movía, debe esto ser una enseñanza y una práctica para nosotros. No debemos huir al menor problema, no debemos cambiar cuando sea conveniente para nosotros. Debemos tener tesón, firmeza y responsabilidad. Pero debemos tener también sensibilidad a las temporadas en nuestras vidas y el corazón atento a la dirección de Dios.

Porque al igual que el pueblo de Israel experimentó muchas veces, es posible que en este tiempo, es tiempo de moverse.

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

¿Quieres esta inspiración de café por correo electrónico todas las mañanas? Ingresa tu dirección de correo electrónico para suscribirte en la parte superior derecha de esta página, debajo de la casilla de “Subscribe” ¿Te gusta este escrito y deseas compartirlo? Simplemente añade tu comentario abajo en “Leave a Reply” o compártelo en Facebook, Twitter, o por correo electrónico usando cualesquiera de los botones al lado de “Share this:”

© Copyright DP, 2011

Las citas bíblicas son tomadas de la Santa Biblia, Nueva Traducción Viviente, derechos de autor © 1996, 2004, 2007 por Tyndale House Foundation. Usado con permiso de Tyndale House Publishers, Inc., Carol Stream, Illinois 60188. Todos los derechos reservados.