Restaurarte a la vida otra vez


por DP

Me has hecho pasar por muchos infortunios, pero volverás a darme vida; de las profundidades de la tierra volverás a levantarme. Acrecentarás mi honor y volverás a consolarme. Salmos 70:20-21

El salmista, consciente de que estaba envejeciendo y de que su fortaleza le estaba fallando, le pide a Dios que camine con él al entrar en este período de su vida. Sus experiencias anteriores le dicen que Dios ha de seguir siendo fiel. El salmista reconoce el lugar y las circunstancias en las que se encuentra al momento. No le reprocha o le reclama nada de Dios, sino que en este momento de desesperación y de soledad aparente dice que ha de alabar a Dios más y más (v. 14), a pesar de su difícil situación. Su declaración es profunda, ya que recuerda lo que Dios hizo por él en el pasado, y afirma que hará lo mismo hoy y en el futuro. A pesar de todo, su fuerza lo mueve a decir que no importa las dificultades, el busca la restauración de su estado actual de humillación y continuará hablando de la justicia del Señor, su poder salvador, sus hazañas y dirá a todos que sólo Dios es justo. ¡Wow, que declaración poderosa!

Puede que hoy estés en una situación extrema. Ésta pudo haber llegado de manera inesperada o tal vez la provocaron tus propios actos. Todas las circunstancias que te rodean se estremecen, caen y son inestables. Has estado cuestionando todo lo que crees, incluso tu fe. El momento es tan duro que tu visión es borrosa. Tu fe, tu matrimonio, tu salud, tu trabajo, tus amigos, tu país; todo ha sido sacudido y estremecido. ¿Qué debo hacer? ¿En qué debo creer? ¿A quién debo creer? El estar en un lugar vulnerable, el escritor recordó la grandeza del poder del Señor, sus obras y su justicia. Pero hizo algo más, algo poco convencional para la mente humana. Él alabó a Dios.

Hay algo especial cuando alabas a Dios, especialmente en los momentos difíciles. Tu alabanza trae de vuelta al corazón todo lo que Él ha hecho en tu vida. Encenderá la chispa de una llama que reavivará tu esperanza y traerá consuelo a tu alma. Dios está obrando a tu favor, nunca lo dudes. Las dificultades son parte de la vida, pero pueden ser usadas para prepararte para una asignación mayor. A menudo, Dios usa nuestras heridas para mostrar su gloria y para convertiste en aquello para lo que fuiste creado.

¿Quién puede compararse a Dios? Él ha hecho cosas maravillosas. Confía en él, Él nunca ha perdido una batalla, Él nunca ha dejado de amarte. El honor que verás será mayor, alcanzarás un nuevo nivel, y verás que Él ha de restaurarte a la vida, otra vez.

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

About Danny Maldonado

I love to inspire people to Breathe expectantly, to Live confidently and to Move boldly. I love coffee. Husband and father. Hungry for God's presence and awed by His unfailing and undeserved Love for me! Did I say that I love coffee?
This entry was posted in Español, Restauración, Vida and tagged , , . Bookmark the permalink.

COMMENT ON THIS POST

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s