Tu cayado y tu honda


por DP

Y ciñó David su espada sobre sus vestidos, y probó a andar, porque nunca había hecho la prueba. Y dijo David a Saúl: Yo no puedo andar con esto, porque nunca lo practiqué. Y David echó de sí aquellas cosas. – 1 Samuel 17:39

Esta es una historia muy conocida. El Rey David venció a Goliat y su camino hacia la grandeza se convirtió en los titulares de la ciudad. Todos nos centramos en la parte de la historia donde él lanza la piedra que golpea al gigante en la frente y le hace caer; un momento épico y un punto de inflexión para David y el pueblo de Israel.

Pero claramente hay más material metafórico en la historia que ha de enriquecer a cada lector y amante de la vida. El hecho de que David estuviese en el lugar correcto y en el momento adecuado no subraya la preparación y la historia que su vida traía a la escena. Él le expresa al rey Saúl cómo había luchado ferozmente con los animales cuando atendía las ovejas de su padre, lo que lo hacía más capaz para hacer frente a este poderoso contrincante.

David debió haber hecho un argumento convincente ante el rey para que lo autorizara a pelear. Debió haber sido así, porque todo lo demás dependía de esta lucha. En el texto vemos que, luego de estar de acuerdo, Saúl le dijo a David que se pusiera su armadura real. David así lo hizo, pero después de tratar de caminar, se negó a usarla en la batalla, y se preparó con todo lo que él conocía, su cayado y su honda.

¿Cuántas veces te has vestido de las expectativas de otra persona? ¿Estás viviendo el sueño de otro? ¿Has pasado el tiempo buscando la aceptación de los demás dejando a un lado tu propia vida? Es tiempo de vestirte con tu propio equipo, para soñar tus propios sueños y vivir la vida de acuerdo a los términos de Dios.

A menudo ignoramos que Dios usará lo que somos y lo que tenemos, sin la ayuda de nadie. Cuando entendamos que para ser el hombre y la mujer que se nos ha llamado a ser, no necesitamos complacer a nadie, encontraremos nuestro lugar y realizaremos nuestro destino, así como lo hizo David cuando se enfrentó a este gigante. El texto dice que corrió hacia él, algo que no hubiese podido hacer si se hubiese puesto la armadura de Saúl. Cuando sabes quién eres y lo que se supone que hagas, brillarás y te destacarás en el momento más crucial de tu vida. Y tu vida y los que te rodean será mucho mejor por ello.

La grandeza emanará de ti, por haberte vestido con tu cayado y tu honda.

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

¿Quieres esta inspiración de café por correo electrónico todas las mañanas? Ingresa tu dirección de correo electrónico para suscribirte en la parte superior derecha de esta página, debajo de la casilla de “Subscribe” ¿Te gusta este escrito y deseas compartirlo? Simplemente añade tu comentario abajo en “Leave a Reply” o compártelo en Facebook, Twitter, o por correo electrónico usando cualesquiera de los botones al lado de “Share this:”

© Copyright DP, 2011
Escrituras tomadas de la Reina Valera 1960 ® © Sociedades Bíblicas Unidas, 2009, 2011. Usado con permiso. Todos los derechos reservados.

About Danny Maldonado

I love to inspire people to Breathe expectantly, to Live confidently and to Move boldly. I love coffee. Husband and father. Hungry for God's presence and awed by His unfailing and undeserved Love for me! Did I say that I love coffee?
This entry was posted in Español, Propósito, Vida and tagged , , . Bookmark the permalink.

COMMENT ON THIS POST

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s