Comienzos


por DP

¡El fiel amor del Señor nunca se acaba! Sus misericordias jamás terminan. Grande es su fidelidad; sus misericordias son nuevas cada mañana. – Lamentaciones 3:22-23

Comienzos: significa diferentes cosas para diferentes personas. Para algunos, es la realidad que renuentemente necesitan aceptar después de un evento fallido en la vida. No necesariamente es aceptada o bienvenida. No porque lo que representa, sino por la forma en que se presenta. Como el alma que es devastada por un divorcio y tiene que encontrar la fuerza para recoger las piezas de su vida como era conocida. O el compañero que ha dejado esta vida en la tierra y ha saltado a la eternidad dejando un espacio vacío en el corazón de seres queridos, o el trabajo o el negocio que ya no existe. Todos estos son finales y muchos de ellos muy dolorosos. Así que un final es un comienzo disfrazado. Los inicios suelen venir después de un final.

Para otros, los comienzos transpiran la emoción de esperanza, de posibilidades, lo que pudiera ser. Para estos, los finales son aceptados, bienvenidos y esperados, porque un comienzo se divisa. Dos puntos de vista opuestos, pero con el mismo final, el comenzar.

Es un pensamiento que puede transformar tu vida por completo, si lo deseas. Podrías estar en cualquier lado de la moneda en cuanto a tu punto de vista, pero la realidad es que algo en tu vida ha dejado de ser, algo ha terminado y algo nuevo debe ocupar su lugar y llenar el vacío. Estas son las curvas que trae la vida y tenemos que saber cómo manejarlas con el fin de continuar creciendo, viviendo y comenzar de nuevo. Nos enfrentamos con nuestra fragilidad humana y creemos que el final es sólo eso, el final. Pensamos que no hay futuro, ni esperanza, y que ninguna cosa nueva en nuestra vida va a ocurrir jamás y que no hay ningún punto en tocar la misma puerta de sueños incumplidos una y otra vez. Pero Dios que es rico en misericordia, sabía y sabe que somos propensos a desviarnos de su camino y de nuestra trayectoria. Así que Él es constante. Su amor nunca termina incluso cuando el nuestro finaliza. Su misericordia no cesa aun cuando el juicio está justificado. Y luego leemos esta verdad refrescante que trae esperanza para el futuro en nuestras vidas; sus misericordias son nuevas cada mañana. Cada día un nuevo comienzo, no importa lo que ha sucedido antes; eso de por sí es un pensamiento transformador. ¿Y quién mejor para hablar de comienzos, sino Dios mismo: Él es el principio y el fin. Él comenzó todo de la nada y te ha creado a ti y a mí a su imagen.

Si algo ha terminado en tu vida, una relación, un trabajo, un negocio, la vida de un ser querido o incluso la voluntad de continuar hacia adelante, recuerda que Dios es el Dios de los comienzos y sus planes y pensamientos para ti son planes de bienestar . Así que no importa lo que esté sucediendo actualmente en tu vida, este final es un momento para empezar bien, un momento para un gran comienzo. Sus misericordias son nuevas y frescas cada día.

Una nueva página en blanco está esperando por ti, así que adelante, escribe el nuevo capítulo de tu vida comenzando hoy. Es posible que desees llamarlo: Comienzos.

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

¿Quieres esta inspiración de café por correo electrónico todas las mañanas? Ingresa tu dirección de correo electrónico para suscribirte en la parte superior derecha de esta página, debajo de la casilla de “Subscribe” ¿Te gusta este escrito y deseas compartirlo? Simplemente añade tu comentario abajo en “Leave a Reply” o compártelo en Facebook, Twitter, o por correo electrónico usando cualesquiera de los botones al lado de “Share this:”

© Copyright Danny Maldonado, 2011
Las citas bíblicas son tomadas de la Santa Biblia, Nueva Traducción Viviente, derechos de autor © 1996, 2004, 2007 por Tyndale House Foundation. Usado con permiso de Tyndale House Publishers, Inc., Carol Stream, Illinois 60188. Todos los derechos reservados.

About Danny Maldonado

I love to inspire people to Breathe expectantly, to Live confidently and to Move boldly. I love coffee. Husband and father. Hungry for God's presence and awed by His unfailing and undeserved Love for me! Did I say that I love coffee?
This entry was posted in Cambio, Decisiones, Español, Propósito, Relaciones, Restauración, Sueños and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.