Mantenerse Despierto


Día y noche, sea que él esté dormido o despierto, la semilla brota y crece, pero él no entiende cómo sucede. – Marcos 4:27

Es un poco vergonzoso, pero no puedo abstenerme de contar la primera lección que aprendí en las primeras horas del año nuevo. Ayer por la noche después de un día lleno de actividades, volvimos al hotel para prepararnos para la celebración del Año Nuevo. Íbamos a encontrar un lugar para ver los fuegos artificiales y disfrutar del espectáculo. Tenía hambre y estaba cansado. Se puede decir que tenía hambre porque quería comer pizza, la cual no es mi favorita, pero hablaré de eso en un momento. Así que, en el hotel me di un baño, se vestí a medias y me acosté en la cama, leyendo algunas noticias y esperando a que los demás se prepararan. Mi hija, que ya estaba en pijama, se quejaba porque no quería salir de nuevo, se fue a cambiar. Yo sé que vi a mi esposa cambiándose y preparándose para la noche. Entonces todo empezó a ponerse borroso. Vagamente puedo recordar escucharla decir, “no vamos a salir”, y puedo escuchar a la distancia, aún cuando estaba ocurriendo allí mismo en mi habitación, a mi hija decir “Nosotros no vamos a ninguna parte, y tengo que cambiarme de nuevo .” Sí, sucedió, me quedé dormido.

A las 2:36 a.m. abrí mis ojos con incredulidad y me di cuenta que me había perdido ese momento y me había dormido. De inmediato una pequeña voz en mi corazón me habló diciendo: “No duermas a través de los momentos importantes de la vida, mantente despierto.” Puede que no sea algo importante para ti, pero para mí era importante. En la vida estamos tan consumidos en alcanzar, tener éxito, impresionar, y muchas cosas más, de las que nos cansamos en el camino gastando energía en asuntos que son temporales y de importancia cuestionable. Y cuando los momentos importantes vienen, nos quedamos dormidos, y es en esos momentos en que la vida se hace, donde los lazos se refuerzan y el amor se nutre. Estos son los momentos importantes en la vida donde no podemos pasar dormitando por ellos. No podemos sentarnos y preguntar, ¿cómo fue? Nunca será lo mismo que experimentarlos. De nuevo a la pizza. Me desperté con el estómago vacío, gruñéndome y me encontré con dos pedazos fríos sin tocar, en la nevera. Les puedo asegurar que el sabor no sería el mismo de cuando llegaron un par de horas antes, cuando estaban calientes y frescas, al igual que ese momento en que me había perdido.

Así como el agricultor de la parábola no entiende cómo crece la semilla que ha esparcido, estemos despiertos o no para ese momento, la vida continúa para todos nosotros. Plantaremos semillas este año aun cuando no nos demos cuenta. Y esa semilla crecerá día y noche. Entonces, ¿qué semillas dispersarás? Y lo más importante, ¿estarás despierto en los momentos que importan para ver la semilla germinar y crecer? Me dijeron que mi esposa me dio un beso y, sin embargo, no lo sentí ni lo recuerdo.

No te pierdas los momentos que importan. Yo sé que no quieres encontrar pedazos fríos de pizza y ser el único que se pregunte cómo sabían cuando estaban frescas. Mi resolución de Año Nuevo es “Mantenerme Despierto”, y puedes hacerla tuya también.

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

¿Quieres esta inspiración de café por correo electrónico todas las mañanas? Ingresa tu dirección de correo electrónico para suscribirte en la parte superior derecha de esta página, debajo de la casilla de “Subscribe” ¿Te gusta este escrito y deseas compartirlo? Simplemente añade tu comentario abajo en “Leave a Reply” o compártelo en Facebook, Twitter, o por correo electrónico usando cualesquiera de los botones al lado de “Share this:”

© Copyright Danny Maldonado, 2012
Las citas bíblicas son tomadas de la Santa Biblia, Nueva Traducción Viviente, derechos de autor © 1996, 2004, 2007 por Tyndale House Foundation. Usado con permiso de Tyndale House Publishers, Inc., Carol Stream, Illinois 60188. Todos los derechos reservados.

About Danny Maldonado

I love to inspire people to Breathe expectantly, to Live confidently and to Move boldly. I love coffee. Husband and father. Hungry for God's presence and awed by His unfailing and undeserved Love for me! Did I say that I love coffee?
This entry was posted in Español, Familia, Relaciones and tagged , , . Bookmark the permalink.