Una batalla más


por DP

“Así que dame la zona montañosa que el Señor me prometió. Tú recordarás que, mientras explorábamos, encontramos allí a los descendientes de Anac, que vivían en grandes ciudades amuralladas. Pero si el Señor está conmigo, yo los expulsaré de la tierra, tal como el Señor dijo” Entonces Josué bendijo a Caleb, hijo de Jefone, y le dio Hebrón como su asignación de tierra. Josué 14:12-13

Tomó 45 años para que recibiera su tierra prometida, y Dios cumplió su promesa. Es muy impresionante ver que un hombre en sus ochenta y cinco años, cuando el tiempo parece ser un tiempo de descanso y un tiempo de desaceleración, eligió el combatir una última batalla, optó por conquistar y sacar a los descendientes de Anac fuera de su propia tierra. Y éstas no eran personas habituales.

¿Puede usted imaginarse, este hombre en sus ochenta y cinco años de edad, entrar en la tierra y ordenarles a salir? ¿Qué habrá pasado por sus mentes? Podrían haber dicho: “¿Quién es ese viejito? ¿Quién cree es? Vamos a aplastarlo y mostrarle quienes somos.”La característica peculiar de estos pobladores de Hebrón, era su fuerza y su grandeza; eran gigantes. Pero esto no era nuevo para Caleb, porque cuarenta y cinco años antes el informe que le dió a Moisés y al pueblo de Israel fue, “ellos son pan para nosotros, no tengan miedo.” Ese espíritu todavía estaba en Caleb, el espíritu de un conquistador, un soñador y un vencedor de gigantes. Ese día él había visto lo que quería.

Puede tomar años de trabajo y preparación, pero la promesa que Dios te ha hecho, se cumplirá. Es probable que hayas pensado en un término de tiempo distinto, pero vendrá en el momento preciso y necesario. Caleb, esperó durante muchos años y con el fin de vivir su sueño, luchó otra batalla. La historia dice que la tierra descansó de la guerra, porque lo que Dios da, trae paz. Así que el tiempo pasó y la temporada de la recompensa estaba cerca. Él caminó en tierra de gigantes, y cuando caminas entre gigantes, tu vida nunca será la misma.

Levántate, otra batalla aún podría estar delante. Pero ten buen ánimo, porque si Dios lo prometió ha de suceder, y no habrá fuerza, altura, muro o amenaza que se interponga a tu promesa. Así que, cuando la lucha haya terminado y el polvo se asiente, se conocerá tu nombre por haber vivido en la tierra de los gigantes. Y sólo tomará, una batalla más.

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

¿Quieres esta inspiración de café por correo electrónico todas las mañanas? Ingresa tu dirección de correo electrónico para suscribirte en la parte superior derecha de esta página, debajo de la casilla de “Subscribe” ¿Te gusta este escrito y deseas compartirlo? Simplemente añade tu comentario abajo en “Leave a Reply” o compártelo en Facebook, Twitter, o por correo electrónico usando cualesquiera de los botones al lado de “Share this:”

© Copyright DP, 2011

Las citas bíblicas son tomadas de la Santa Biblia, Nueva Traducción Viviente, derechos de autor © 1996, 2004, 2007 por Tyndale House Foundation. Usado con permiso de Tyndale House Publishers, Inc., Carol Stream, Illinois 60188. Todos los derechos reservados.

About Danny Maldonado

I love to inspire people to Breathe expectantly, to Live confidently and to Move boldly. I love coffee. Husband and father. Hungry for God's presence and awed by His unfailing and undeserved Love for me! Did I say that I love coffee?
This entry was posted in Español, Persistencia, Promesas, Tiempo, Valor and tagged . Bookmark the permalink.

COMMENT ON THIS POST

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s