¿Extraordinario o bien?


Muchas veces nos desconcertamos con preguntas que no podemos responder, al menos en el momento en que las hacemos. Mientras más me hago estas preguntas, más me doy cuenta de que todo se reduce a un simple asunto, propósito. Por eso persigo, me pregunto y me adentro en lo más profundo de mi ser interior. Miro a mi alrededor, como podrías haberlo hecho también, para ver lo que otros han hecho. Mi problema, y posiblemente también el tuyo, es que miro a aquellos que han sobresalido y se han elevado a la cima de sus campos. Lo que busco es ese ingrediente, un ingrediente tácito que pareciera que todos tienen y que se escapa del resto de nosotros.

¿Qué es y dónde está? ¿Se adquiere o es un regalo de Dios? Creo que es un poco de ambos. Depende de cómo o dónde hayas crecido, y cómo ese entorno se haya arraigado en ti, tu respuesta a estas preguntas definitivamente contesta esas preguntas. ¿Lo captaste? Sé que suena un poco confuso, pero ten paciencia conmigo por un momento. En muchos sentidos, el medio ambiente de alguna manera desafía cómo actuamos y cómo pensamos, si lo permitimos. Por favor, observa que dije: “retos” y no triunfo o derrota. No me malinterpretes, no estoy diciendo que tienes que haber nacido en un determinado lugar o venir de cierta familia para tener el ingrediente que los individuos excepcionales tienen. Lo que estoy diciendo es que lo que estos individuos, hombres y mujeres como tú y como yo, han alcanzado la grandeza a pesar de su entorno.

El reconocer nuestros propios defectos, es el primer paso hacia la grandeza. Así que, cuando nuestra posición es un desafío y nos impacta directamente en muchos aspectos, no tiene por qué serlo. En la gran mayoría de las veces, tenemos la opción, decidimos cómo nos afecta. No estoy insinuando que es o va a ser fácil, de hecho, me pondría del lado tuyo y diría que va a ser aún más difícil para ti, que la persona promedio. Pero debido a ese esfuerzo, esa lucha y el ajetreo que tienes que pasar, saldrá a la superficie ese ingrediente de una forma mayor. A veces, es precisamente esa lucha lo que hace surgir lo mejor de ti. Podría ser, que la manera en que manejes la situación presente en tu vida, determinará cómo vivirás el resto de ella.

¿Qué es entonces? Sencillo, haces extraordinariamente, lo que otros parecen hacer bien. Es la intencionalidad de lo que haces lo que hace la diferencia. Es el área de tu vida en la que pones a trabajar todo tu corazón y evitas todo lo que te pueda detener. No podemos tener los dones de otra persona, en el mejor de los casos, hacemos marginalmente bien en algún otro campo u oficio. Pero hay una cosa que haces excepcionalmente bien, y cuando se te da la oportunidad de llevarla a cabo lo haces como si te estuvieras recargando, porque te encanta. Ya sea que se trate de escribir, inspirar, predicar, enseñar, deportes, negocios, liderazgo, paternidad, consejería, o cualquiera sea tu don, hazlo mejor cada día y hazlo extraordinariamente.

Un mal entorno no significa imposibilidad. Lo vemos todo el tiempo. Los que están abajo, los que exudan valores extremos, los que en algún momento y en contraste de donde viven o lo que la vida les había entregado, decidieron que harían extraordinariamente lo que otros parecían hacer bien. Es una opción, no es necesariamente un don sobrenatural ni un talento único, es una elección que hacemos. Y al hacerlo, todo cambia. Puedes vivir el resto de tu vida viviendo con ojos errantes, o puedes llegar a ser la historia que inspirará a todos. Entonces, ¿qué ha de ser? Sumérgete y sigue adelante.

Haz extraordinariamente lo que otros hacen bien.

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

¿Quieres esta inspiración de café por correo electrónico todas las mañanas? Ingresa tu dirección de correo electrónico para suscribirte en la parte superior derecha de esta página, debajo de la casilla de “Subscribe” ¿Te gusta este escrito y deseas compartirlo? Simplemente añade tu comentario abajo en “Leave a Reply” o compártelo en Facebook, Twitter, o por correo electrónico usando cualesquiera de los botones al lado de “Share this:”

© Copyright Danny Maldonado, 2012

About Danny Maldonado

I love to inspire people to Breathe expectantly, to Live confidently and to Move boldly. I love coffee. Husband and father. Hungry for God's presence and awed by His unfailing and undeserved Love for me! Did I say that I love coffee?
This entry was posted in Crecimiento, Español, Propósito and tagged , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to ¿Extraordinario o bien?

  1. Angelo says:

    Tus columnas inspiran mano

    Like

COMMENT ON THIS POST

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s