Sigue caminando, paso a paso


“Por lo tanto, dile al pueblo de Israel: “Yo soy el SEÑOR. Te libertaré de la opresión que sufres y te rescataré de tu esclavitud en Egipto. Te redimiré con mi brazo poderoso y con grandes actos de juicio. Te tomaré como pueblo mío y seré tu Dios. Entonces sabrás que yo soy el SEÑOR tu Dios, quien te ha librado de la opresión de Egipto. Te llevaré a la tierra que juré dar a Abraham, a Isaac y a Jacob; te la daré a ti como tu posesión exclusiva. ¡Yo soy el SEÑOR!”. Éxodo 6:6-8

¿Qué estarían pensando y sintiendo? Uno puede imaginarse que, mientras caminaban fuera de las calles de Egipto, una mezcla de emociones corría por sus cabezas, en sus corazones y en sus almas. Esto marcaba el fin de la esclavitud, del peligro y del trabajo duro y castigador. Sus ojos no podían creer que estaban dejando la tierra de Egipto, con tesoros que nunca soñaron, y mudándose a una tierra nunca vista. ¿Era real? ¿Podría ser esto posible? ¿Estaban haciendo lo correcto? Esto era nuevo para ellos. Ellos sólo habían experimentado la esclavitud y las penurias, ya que todos habían nacido en ella. Hacer ladrillos con paja y barro era la tarea tuvieron que padecer hasta este día, todos los días, así que cualquier cosa aparte de eso, era algo nuevo.

Pero a pesar de sus emociones, temores y dudas, ellos siguieron caminando. El sueño era mayor que el temor. Con cada paso que dieron hacían las pirámides imponentes más pequeñas y la esperanza en sus corazones por la libertad cada vez más grande. La promesa de Dios estaba siendo desplegada delante de sus ojos, Él les estaba redimiendo con un brazo poderoso y con grandes juicios. Y así siguieron caminando en la tierra que Dios le había prometido. Una tierra que no habían visto, pero Dios había prometido. Y ellos sabían que la promesa era cierta.

Podrías estar sintiendo lo mismo que los hijos de Israel sintieron. Tu alma rebosa de esperanza, una tierra nueva vendrá pronto a la vista. Algo anhelado por muchos años y oscurecido por lo común de la vida. Rechazado por las trivialidades de la vida cotidiana, pero hoy, es el día. El día en que saldrás de la cárcel que has hecho con tus propios pensamientos. Es el día en el que has de ser libre y caminar justo frente a los que te han oprimido por muchos años. Tu sendero puede ser desconocido, pero estará libre de paja y arcilla. Estará llena de nuevas experiencias, provisión, y dirección. Un lugar que te liberará del cautiverio, un lugar que abrirá aún más tu mente y tus dones. Un lugar donde el bien y la misericordia te seguirán. Un lugar que te cambiará y, a su vez, tu cambiaras el mundo.

Muchas emociones pueden estar corriendo dentro de ti. Y es posible que dudes en dar el siguiente paso, son muchas variables desconocidas y muchos resultados inciertos. Pero, ¿cuál es la alternativa? ¿El no hacer nada? Estar paralizado por el miedo inminente de una amenaza que puede ni siquiera es real? No hay ninguna garantía de lo que puedas enfrentar y es posible que estés entrando en un reto más grande, pero por una recompensa aún mayor. No más paja ni ladrillos, sino una promesa de una vida nueva. Una tierra que fluye leche y miel. Un lugar abundante.

Sigue caminando, paso a paso.

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

¿Quieres esta inspiración de café por correo electrónico todas las mañanas? Ingresa tu dirección de correo electrónico para suscribirte en la parte superior derecha de esta página, debajo de la casilla de “Subscribe” ¿Te gusta este escrito y deseas compartirlo? Simplemente añade tu comentario abajo en “Leave a Reply” o compártelo en Facebook, Twitter, o por correo electrónico usando cualesquiera de los botones al lado de “Share this:”

© Copyright Danny Maldonado, 2011

Las citas bíblicas son tomadas de la Santa Biblia, Nueva Traducción Viviente, derechos de autor © 1996, 2004, 2007 por Tyndale House Foundation. Usado con permiso de Tyndale House Publishers, Inc., Carol Stream, Illinois 60188. Todos los derechos reservados.

Keep walking, step by step


“Therefore, say to the people of Israel: ‘I am the Lord. I will free you from your oppression and will rescue you from your slavery in Egypt. I will redeem you with a powerful arm and great acts of judgment. I will claim you as my own people, and I will be your God. Then you will know that I am the Lord your God who has freed you from your oppression in Egypt. I will bring you into the land I swore to give to Abraham, Isaac, and Jacob. I will give it to you as your very own possession. I am the Lord!’” Exodus 6:6-8

What were they thinking and feeling? One can imagine that as they walked out through the streets of Egypt, mixed emotions raced in their heads, hearts and souls. This marked the ending of slavery, peril and hard punishing work. Their eyes could not believe they were leaving the land of Egypt, with treasures never dreamed of, and moving to a land never seen. Was this real? Could this be possible? Where they doing the right thing? This was so new to them. They had only experienced slavery and the hardship, since they had all had been born into it. Making bricks out of straw and clay was the task they had to endure up to this day, every day, so anything aside of that, was new.

But in spite of their emotions, fears and doubts, they kept walking. The dream was greater than the fear. With very step they took the towering pyramids looked smaller, and the hope in their hearts for freedom larger and larger. God’s promise was being unfolded in front of their eyes; He was redeeming them with a powerful arm and great acts of judgement. And so they kept walking into the land God had promised. A land they had not seen, but God had promised. And they knew the promise was true.

You might be feeling quite the same as the children of Israel felt. Your soul brims with expectation, a new land will come in sight soon. Something yearned for many years and obscured by the commonality of life. Shunned by the trivialities of everyday, but today, is the day. The day you will walk out of that prison made by your own thoughts. It is the day your will become free and will walk right in front of those that had oppressed you for many years. Your path might be unknown, but it will be free of straws and clay. It will be filled with provision, direction and new experiences. A place that will free you from bondage, a place that will stretch your mind and your gifts. A place where goodness and mercy will follow you. A place that will change you and in turn, you will change the world.

Many emotions might be racing inside of you. And you might hesitate to take the next step; they are many unknown variables and many uncertain outcomes. But, what is the alternative? To do nothing? To be paralyzed by the looming fear of a threat that might not be even real? There is no guarantee of what you might confront, and you might be walking into a greater challenge, but for an even greater reward. No more straw nor bricks, but a promise of a new life. A land that flows with milk and honey. A plentiful place.

Keep walking, step by step.

“BREATHE expectantly, LIVE confidently and MOVE Boldly”

Want this inspiration of coffee by email every morning? Enter your e-mail to subscribe at the top right of this page under the box for “Subscribe”. Like this writing and want share it? Just add your comment below on “Leave a Reply” or share it on Facebook, Twitter, or by email using any of the buttons next to “Share this:”

© Copyright Danny Maldonado, 2011
Scripture quotations are taken from the Holy Bible, New Living Translation, copyright ©1996, 2004, 2007 by Tyndale House Foundation. Used by permission of Tyndale House Publishers, Inc., Carol Stream, Illinois 60188. All rights reserved.

Sigue caminando, paso a paso


“Por lo tanto, dile al pueblo de Israel: “Yo soy el SEÑOR. Te libertaré de la opresión que sufres y te rescataré de tu esclavitud en Egipto. Te redimiré con mi brazo poderoso y con grandes actos de juicio. Te tomaré como pueblo mío y seré tu Dios. Entonces sabrás que yo soy el SEÑOR tu Dios, quien te ha librado de la opresión de Egipto. Te llevaré a la tierra que juré dar a Abraham, a Isaac y a Jacob; te la daré a ti como tu posesión exclusiva. ¡Yo soy el SEÑOR!”. Éxodo 6:6-8

¿Qué estarían pensando y sintiendo? Uno puede imaginarse que, mientras caminaban fuera de las calles de Egipto, una mezcla de emociones corría en sus mentes , sus corazones y en sus almas. Esto marcaba el fin de la esclavitud, del peligro y del trabajo duro y castigador. Sus ojos no podían creer que estaban dejando la tierra de Egipto, con tesoros que nunca soñaron, y mudándose a una tierra nunca antes vista. ¿Sería real? ¿Podría ser esto posible? ¿Estarían haciendo lo correcto? Esto era nuevo para ellos. Ellos sólo habían experimentado la esclavitud y las penurias, porque todos habían nacido en ella. Hacer ladrillos con paja y barro fue la tarea que tuvieron que padecer hasta este día, todos los días, así que cualquier cosa aparte de eso, era algo nuevo.

Pero a pesar de sus emociones, temores y dudas, ellos siguieron caminando. El sueño era mayor que el temor. Con cada paso que daban, las pirámides imponentes se hacían más pequeñas y la esperanza en sus corazones por la libertad cada vez más grande. La promesa de Dios estaba se desplegaba delante de sus ojos; Él les estaba redimiendo con un brazo poderoso y con grandes juicios. Y así siguieron caminando en la tierra que Dios les había prometido. Una tierra que no habían visto, pero que Dios les había prometido. Y ellos sabían que la promesa era cierta.

Podrías estar sintiendo lo mismo que los hijos de Israel sintieron. Tu alma rebosa de esperanza, una tierra nueva vendrá pronto a la vista. Algo anhelado por muchos años y oscurecido por lo común de la vida, rechazado por las trivialidades del diario vivir, pero hoy, es el día. El día en que saldrás de la cárcel que has hecho con tus propios pensamientos. Es el día en el que has de ser libre y caminarás justo al frente de los que te han oprimido por muchos años. Tu sendero puede ser desconocido, pero estará libre de paja y arcilla. Estará llena de nuevas experiencias, provisión y dirección. Un lugar que te liberará del cautiverio, un lugar que abrirá aun más tu mente y tus dones. Un lugar donde el bien y la misericordia te seguirán. Un lugar que te cambiará y, a su vez, tú cambiarás el mundo.

Muchas emociones pueden estar corriendo dentro de ti. Y es posible que dudes en dar el siguiente paso, son muchas variables desconocidas y muchos resultados inciertos. Pero, ¿cuál es la alternativa? ¿Hacer nada? ¿Paralizarse por el miedo inminente de una amenaza que puede ni siquiera ser real? No hay garantía alguna de lo que vayas a enfrentarte y es posible que estés entrando en un reto más grande, pero por una recompensa aún mayor. No más paja ni ladrillos, sino una promesa de una vida nueva. Una tierra que fluye leche y miel. Un lugar abundante.

Sigue caminando, paso a paso.

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

¿Quieres esta inspiración de café por correo electrónico todas las mañanas? Ingresa tu dirección de correo electrónico para suscribirte en la parte superior derecha de esta página, debajo de la casilla de “Subscribe” ¿Te gusta este escrito y deseas compartirlo? Simplemente añade tu comentario abajo en “Leave a Reply” o compártelo en Facebook, Twitter, o por correo electrónico usando cualesquiera de los botones al lado de “Share this:”

© Copyright Danny Maldonado, 2011
Las citas bíblicas son tomadas de la Santa Biblia, Nueva Traducción Viviente, derechos de autor © 1996, 2004, 2007 por Tyndale House Foundation. Usado con permiso de Tyndale House Publishers, Inc., Carol Stream, Illinois 60188. Todos los derechos reservados.

Manna


by DP

When the dew evaporated, a flaky substance as fine as frost blanketed the ground. The Israelites were puzzled when they saw it. “What is it?” they asked each other. They had no idea what it was. And Moses told them, “It is the food the Lord has given you to eat. – Exodus 16:14-15

Manna, it is a well know word. We all have heard the term in many contexts. We have often used it to scold someone into working harder, or to do more, because “the money will not come as manna from the skies”, we say. It brings a mental picture of a flaky substance that is bread-like, which was provided to the children of Israel in the dessert. God had provided it so they could be sustained every day, outside their tents. This event was completely new to them. There was no point of reference that could help them compare what they were experiencing in that moment. They where accustomed to the delicacies of Egypt, not what they had found on the ground. And so the most natural expression was, “Manna”, which means “What is it?”.

Along with this new and unknown substance, came a new set of instructions that needed to be followed. A new substance and new instructions; Manna. And without watering down the incredible lessons intertwined in this text, consider “manna” as everything in your life that is new and represent the possibilities for your life. The crossroads that we all face and that challenge our intellect, our emotions and way of life.

We often find ourselves in the same situation. New events, new set of rules, new ways of doing and interpreting things, and we catch ourselves saying more often than we would admit; Manna, what is it? You are pulled between choices. You are puzzled as to what to do, and the only thing that mutters from your lips is, Manna, what is it?

Decide today to step outside the tent of your current situation. Walk towards the provision and the supply of the present to enjoy the blessings of the future. It might seem unknown to you, a way that could even be unorthodox, but in the end it will be amazing and fulfilling. Manna is not a myth, it’s not an empty expression. It represents new things, possibilities. Don’t be afraid of stepping into the unknown. You might still say, what is it? And it will be ok. If you pick up the manna that is before you, the experience and the transformation you will have, will be worth it. Manna will no longer be the unknown, it will be the embodiment of BREATHING expectantly, LIVING confidently and MOVING Boldly, Manna.

“BREATHE expectantly, LIVE confidently and MOVE Boldly”

Want this inspiration of coffee by email every morning? Enter your e-mail to subscribe at the top right of this page under the box for “Subscribe”. Like this writing and want share it? Just add your comment below on “Leave a Reply” or share it on Facebook, Twitter, or by email using any of the buttons next to “Share this:”

© Copyright DP, 2011

Scripture quotations are taken from the Holy Bible, New Living Translation, copyright ©1996, 2004, 2007 by Tyndale House Foundation. Used by permission of Tyndale House Publishers, Inc., Carol Stream, Illinois 60188. All rights reserved

Maná


por DP

Cuando el rocío se evaporó, la superficie del desierto quedó cubierta por copos de una sustancia hojaldrada y fina como escarcha. Los israelitas quedaron perplejos al ver eso y se preguntaban unos a otros: «¿Qué es esto?», porque no tenían idea de lo que era. Entonces Moisés les dijo:«Este es el pan que el SEÑOR les da para comer. – Éxodo 16:14-15

Maná, que es una palabra bien conocida. Todos hemos escuchado el término en muchos contextos. Con frecuencia la hemos usado para regañar a alguien para que trabaje más duro, o para que haga más, porque “el dinero no llegará como maná del cielo”, decimos. Trae una imagen mental de una sustancia escamosa que se parece al pan, que fue proporcionada a los hijos de Israel en el desierto. Dios les había proporcionado para que pudieran sostenerse todos los días afuera de sus tiendas de campaña. Este evento era totalmente nuevo para ellos. No había ningún punto de referencia que podría ayudarlos a comparar lo que estaban viviendo en ese momento. Ellos estaban acostumbrados a las delicias de Egipto, no aquello que habían encontrado en el suelo. Y así, la expresión más natural era, “Maná”, que significa “¿Qué es esto?”.

Junto con esta substancia nueva y desconocida, vino un nuevo conjunto de instrucciones que debían seguir. Una nueva sustancia y nuevas instrucciones; Maná. Y sin diluir las lecciones increíbles entrelazadas en este texto, tenga en cuenta la palabra “maná”, como todo lo que es nuevo y representa las posibilidades en tu vida. Las encrucijadas en nuestros caminos a que nos enfrentamos y que desafían nuestro intelecto, nuestras emociones y nuestra forma de vida.

A menudo nos encontramos en la misma situación. Nuevos eventos, nuevas reglas, nuevas formas de hacer e interpretar las cosas, y nos sorprendemos diciendo con más frecuencia de lo que admitimos; “Maná,” ¿Qué es esto? Eres estrechado entre opciones. Tienes dudas en cuanto a qué hacer, y lo único que murmuran de tus labios es, “Maná”, ¿Qué es esto?.

Decide hoy dar un paso afuera de la tienda de tu situación actual. Camina hacia la provisión y el suministro del presente para disfrutar de las bendiciones del futuro. Puede parecer desconocido para ti, de manera que incluso podría ser un poco ortodoxo, pero al final será sorprendente y satisfactorio. Maná no es un mito, no es una expresión vacía. Representa lo nuevo, las posibilidades. No tengas miedo de entrar en lo desconocido. Pudieras todavía decir, ¿qué es esto? Y eso estará bien. Si recoges el maná que está delante de ti, la experiencia y la transformación que tendrás, valdrá la pena. Maná ya no será lo desconocido, será la encarnación de RESPIRAR con expectación, VIVIR con confianza y el MOVERTE con valentía, “Maná”.

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

¿Quieres esta inspiración de café por correo electrónico todas las mañanas? Ingresa tu dirección de correo electrónico para suscribirte en la parte superior derecha de esta página, debajo de la casilla de “Subscribe” ¿Te gusta este escrito y deseas compartirlo? Simplemente añade tu comentario abajo en “Leave a Reply” o compártelo en Facebook, Twitter, o por correo electrónico usando cualesquiera de los botones al lado de “Share this:”

© Copyright DP, 2011

Las citas bíblicas son tomadas de la Santa Biblia, Nueva Traducción Viviente, derechos de autor © 1996, 2004, 2007 por Tyndale House Foundation. Usado con permiso de Tyndale House Publishers, Inc., Carol Stream, Illinois 60188. Todos los derechos reservados.

El milagro está vivo


por DP

Cuando todos los habitantes de esa región se enteraron de que Jesús había llegado, corrieron en masa para verlo a él y también a Lázaro, el hombre al que Jesús había resucitado de los muertos. Entonces los principales sacerdotes decidieron matar a Lázaro también, ya que, por causa de él, muchos los habían abandonado a ellos y ahora creían en Jesús. – Juan 12:9-11

Esta era una época muy peligrosa en la vida de Jesús. Él había realizado uno de los milagros más visibles e innegables de su ministerio. Uno que llamó la atención de sus enemigos y lo hizo una mayor amenaza para el sustento de ellos. Lázaro estaba vivo gracias a Jesús. Lázaro era la prueba viviente de quién era Jesús. Una prueba innegable.

Los sacerdotes decidieron hacerse cargo del problema y la manera más fácil de hacerlo era conspirar para matar a Lázaro. Ellos querían silenciar y enterrar la evidencia que gritaba la verdad; Jesús era el hijo de Dios. Sin embargo, no hay ninguna evidencia o registro en la Biblia que señale que lo lograron. El milagro estaba vivo.

Cuando eres es el recipiente del favor de Dios en tu vida, debes estar preparado para recibir amenazas y rechazos por causa de ello. Cuando tu vida emana grandeza, favor y bendiciones poco comunes, debes saber que no todo el mundo estará feliz por ti. Pero eso está bien, porque puedes estar seguro de que, “… Si Dios está a favor de nosotros, ¿quién podrá ponerse en nuestra contra?”.

No te preocupes por los que se oponen en tu vida, aquellos que nunca estarán felices con tu bendición, tu progreso o tu promoción. Sé agradecido en muchas maneras porque si no hubiera sido por el milagro, nunca habrías sabido quién estaba por ti y quién en tu contra. Tu bendición revela a tus amigos y a tus enemigos.

Por lo tanto piensa en ello. Podrías estar sintiendo la presión y cuestionar, ¿por qué? Es muy sencillo. La grandeza siempre es una amenaza a la mediocridad. La grandeza siempre es una amenaza para el status quo. Así es que, levanta tu espíritu hoy y pon tu corazón en cosas más altas. No permitas que la presión llene tu corazón con temor, y camina con firmeza a tu destino. Proclama con tu vida que la grandeza te ha sido impuesta y que eres mayordomo de la misma. Se te ha dado un milagro. Y mientras mayor sea el milagro, mayor será la amenaza.

No importa lo que te digan, qué tan grande parezca la amenaza, o cuán alto es el ruido a tu alrededor, ya sabes muy dentro de ti, que el milagro de tu vida aún está vivo.

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

¿Quieres esta inspiración de café por correo electrónico todas las mañanas? Ingresa tu dirección de correo electrónico para suscribirte en la parte superior derecha de esta página, debajo de la casilla de “Subscribe” ¿Te gusta este escrito y deseas compartirlo? Simplemente añade tu comentario abajo en “Leave a Reply” o compártelo en Facebook, Twitter, o por correo electrónico usando cualesquiera de los botones al lado de “Share this:”

© Copyright DP, 2011
Las citas bíblicas son tomadas de la Santa Biblia, Nueva Traducción Viviente, derechos de autor © 1996, 2004, 2007 por Tyndale House Foundation. Usado con permiso de Tyndale House Publishers, Inc., Carol Stream, Illinois 60188. Todos los derechos reservados.

The miracle is alive


When all the people heard of Jesus’ arrival, they flocked to see him and also to see Lazarus, the man Jesus had raised from the dead. Then the leading priests decided to kill Lazarus, too, for it was because of him that many of the people had deserted them and believed in Jesus. – John 12:9-11

This was a very dangerous time in the life of Jesus. He had performed one of the most visible and undeniable miracles of his ministry. One that caught the attention of his enemies and made him a bigger threat to their livelihood. Lazarus was alive because of Jesus. Lazarus was living proof of who Jesus was. Undeniable proof.

The priests decided to take care of the problem and the easiest way to do it was to plot to kill Lazarus. They wanted to silence and bury the shouting evidence of truth; Jesus was the son of God. However, there is no evidence or recording in the bible that they succeeded. The miracle was still alive.

When you are the recipient of God’s favor in your life, be prepared to be threatened for it, to be shunned because of it. When your life exudes greatness, favor and uncommon blessings, know that not everyone will be happy for you. But that is ok, because you can be assured that, “…If God is for us, who can ever be against us?”.

Don’t fret about the naysayers in your life. Those that will never be happy with you blessing, your advancement or your promotion. In many ways be thankful, because if it had not been for your miracle, you would have never known who was for you and against you. Your blessing reveals your friends and your enemies.

So think about it. You might be feeling the pressure and questioning, why? It is quite simple. Greatness is always a threat to mediocrity. Greatness is always a threat to the status quo. Lift your spirit today and set your heart to higher things. Don’t let the pressure fill your heart with fear and walk firmly to your destiny. Proclaim with your life that greatness has been thrust upon you and that you have been made the steward of it. You have been gifted with a miracle. And the greater the miracle, the greater the threat.

No matter what anyone says, how big the threat seems, or how high the noise is, you know deep inside that the miracle in your life, is still alive.

“BREATHE expectantly, LIVE confidently and MOVE Boldly”

Want this inspiration of coffee by email every morning? Enter your e-mail to subscribe at the top right of this page under the box for “Subscribe”. Like this writing and want share it? Just add your comment below on “Leave a Reply” or share it on Facebook, Twitter, or by email using any of the buttons next to “Share this:”

© Copyright Danny Maldonado, 2011
Scripture quotations are taken from the Holy Bible, New Living Translation, copyright ©1996, 2004, 2007 by Tyndale House Foundation. Used by permission of Tyndale House Publishers, Inc., Carol Stream, Illinois 60188. All rights reserved.

Highest destiny


“The highest destiny of the individual is to serve rather than to rule.” – Albert Einstein

“Not so with you. Instead, whoever wants to become great among you must be your servant, and whoever wants to be first must be slave of all. For even the Son of Man did not come to be served, but to serve, and to give his life as a ransom for many.” – Mark 10:43-45

“BREATHE expectantly, LIVE confidently and MOVE Boldly”