Para seguir adelante, tienes que hacer un PARE


La vida esta formulada por los sueños y tu sueño es grande. Cada vez que lo piensas en el se te eriza la piel. Tienes todos esos planes en tu corazón y una sonrisa aflora en tu rostro cuando piensas en las posibilidades. Personalmente considero que es algo bueno.

Y entonces las cosas no salen según planeado. Interrupciones, bloqueos y decepciones suceden, que parecen sacar la vida de adentro de ti. Es frustrante, especialmente cuando eres un gran soñador. ¿Alguna vez te preguntaste cómo pasar de ese punto en la vida en la que piensas que llegaste al máximo de tu capacidad? Es como si algo o alguien te ha puesto un límite o una tapa en la vida. Ya sabes, ¿ese momento en que te sientes estancado profesional y personalmente? Algunos en sus 40 y 50 se refieren a ello como la crisis de mediana edad, pero los de los 20 y 30 dirían que es sólo depresión, mala racha o simplemente mala suerte. Bueno, no importa cómo podrías llamarlo, nos sucede a todos. Anhelamos sentido, logros y progreso y todo lo que hacemos parece decirnos: “Eso es todo, ya llegaste a tu nivel de capacidad”. La vida parece detenerse, pausar y una sensación de vacío empieza a abrumarnos. Este es el momento en que te podrías decir a ti mismo, “lo que tienes que hacer es esforzarte más”, o por el contrario, “admítelo, no vale la pena”. Lo sé, són conversaciones confusas e incluso contradictorias que solo buscan una razón del por qué las cosas no funcionaron. Estas son las conversaciones que tienes contigo mismo en el auto, la ducha, la playa o el patio. Es donde le hablas a Dios, (¡bueno a veces sólo te quejas con Dios!) y haces la pregunta. ¿Porqué?

He aprendido por mis propias experiencias que muchos de estos sentimientos vienen de un cuerpo, mente y espíritu exhausto, y nada más. Sientes que no puedes seguir, y al mismo tiempo, que no te puedes detenerte. El agotamiento se apodera, el agotamiento es tu dueño.

Así que, te sugiero hacer una cosa: Haz un PARE.

  • Para de hacer lo que estás haciendo y toma tiempo para comer bien, hacer ejercicio y descansar.
    • Gran parte de nuestro agotamiento emocional y físico proviene de una mala nutrición, poco ejercicio y pobre o ningún descanso. Tendemos a tratar un problema físico como uno espiritual, cuando en realidad estamos tan involucrados en el “proyecto” o “el sueño” que descuidamos el ingrediente más importante del mismo, nuestro cuerpo. Cuida de ti mismo, te lo vas a agradecer más tarde.
  • Aparta tiempo sin interrupciones para pensar dónde estás y dónde quieres estar.
    • Nuestras actividades diarias nos pueden abrumar y, a veces nos olvidamos por qué estamos haciendo lo que estamos haciendo en primer lugar. Un repaso siempre es saludable para el alma y la mente. Tiene la capacidad de crear nueva energía y unidad. Tiempo en silencio para reflexionar dónde nos encontramos, los pasos que funcionaron y los que no, es importante para reagruparse y volver a enfocar. Tiempo para escribir sin interrupciones es un buen ejercicio que dará energía a tu alma y tu mente. Aparta tiempo con frecuencia.
  • Resquicia o abre tu corazón y oídos a nuevas ideas y aprende de ellas.
    • A veces nuestro corazón está en el lugar correcto, pero nuestra estrategia no. Necesitamos nuevos ojos y la perspectiva de los que nos rodean para aprender de ellos y, probablemente, para modificar en algo nuestro enfoque. Alguien que aporte nuevas ideas a la mesa siempre debe ser bienvenido. Tal vez una palabra o un concepto puede cambiarlo todo. Abre tu corazón siempre.
  • Enciérrate en oración y prepárate.
    • La oración es crucial. Después de considerar todas las cosas, ora y prepárate. No hay nada más importante que pedir la dirección y visión cuando se tiene un gran sueño. Después de todo, va a consumir la mayor parte de tu tiempo y recursos y que afectará a todo el que te rodea. Estar seguro de que estás llevando a cabo el sueño de Dios es lo más importante para tu vida. No quieres encontrarte a ti mismo al final de la vida reconociendo que perseguiste el camino equivocado. Busca nuevos recursos. Ora y prepárate de forma consistente.

Toma tiempo para considerar esto. Es posible que sólo estás agotado. Para seguir adelante, tienes que hacer un PARE.“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

¿Quieres esta inspiración de café por correo electrónico todas las mañanas? Ingresa tu dirección de correo electrónico para suscribirte en la parte superior derecha de esta página, debajo de la casilla de “Subscribe” ¿Te gusta este escrito y deseas compartirlo? Simplemente añade tu comentario abajo en “Leave a Reply” o compártelo en Facebook, Twitter, o por correo electrónico usando cualesquiera de los botones al lado de “Share this:”

© Copyright Danny Maldonado, 2012

Las citas bíblicas son tomadas de la Santa Biblia, Nueva Traducción Viviente, derechos de autor © 1996, 2004, 2007 por Tyndale House Foundation. Usado con permiso de Tyndale House Publishers, Inc., Carol Stream, Illinois 60188. Todos los derechos reservados.

Señales de avertencia


Guié a Israel con mis cuerdas de ternura y de amor. Quité el yugo de su cuello y yo mismo me incliné para alimentarlo. Sin embargo, como mi pueblo se niega a regresar a mí, regresará a Egipto y será forzado a servir a Asiria – Oseas 11:4-5

“Hey amigos se habrán dado cuenta que hemos salido de la línea para el despegue. Hemos recibido una señal de alerta aquí en la cabina de mando y tenemos que probarlo y asegurarnos de que es seguro para nosotros el continuar.” – Momentos más tarde – “Amigos, gracias de nuevo por su paciencia. Tenemos un problema hidráulico que no podemos corregir nosotros, así que tendremos que regresar a la puerta de salida para que nuestros mecánicos puedan echar un vistazo y nosotros le dejaremos saber cuánto tiempo tomará para solucionarlo. Gracias por su paciencia.” Estas fueron las palabras del capitán en el vuelo que estaba. De inmediato, el individuo que estaba sentado a mi lado, dijo en voz alta, “Nooo” y lo miré y le dije: “Oye hombre, tranquilo, mejor tarde que muertos”. Y no, no dijo una palabra más.

Me siento agradecido por el capitán del avión. Él vio la señal de alerta y tomó medidas de inmediato. No se puso a adivinar, no negoció y no jugó. Él nos alertó y puso nuestra seguridad como su prioridad más alta. Él hizo lo que tenía que hacer, incluso cuando puede que no lo entendiéramos, nos incomodáramos por ello o no nos gustara. Puede ser que también Él nos haya salvado la vida a todos. Me di cuenta también de otra cosa: yo tenía plena confianza y seguridad en el piloto, incluso cuando yo no lo había visto cara a cara. Yo no tenía ninguna preocupación cuando me subí al avión ni le pedí por sus credenciales o licencias. Yo solo confié.

Esto me hizo pensar en muchas cosas y reflexionar en mi propia vida. ¿Cuántas veces he recibido una señal de advertencia en mis emociones, mis finanzas, mi salud, mis relaciones y no he prestado atención, y he recibido las consecuencias por ello? ¿Cuántas veces he ignorado estas advertencias porque creía saber mejor? Además ¿cuántas veces me he quejado, como el pasajero que le dije antes, ignorando que al hacerlo había mucho más en juego?

¿Y que tal tu? ¿Has hecho lo mismo? ¿Te has quejado por los “retrasos” y “desvíos” que enfrentas todos los días, e ignoras que estos podrían ser señales de advertencia de que algo no está bien? Estas podrían ser las situaciones que están destinadas para tu conservación y no tu destrucción.

Una vez escuché a un médico que decía: “el dolor es bueno, te dice que algo en tu cuerpo necesita atención”. Dios tiene muchas maneras de captar nuestra atención, y permite o lo hace, porque nos ama. Estos podrían ser los temas que hay que prestar atención. El atenderlos podría parecer como un retraso en tu progreso aparente, pero asegurará que llegues a tu destino como estaba previsto. Haciendo caso omiso de ellos, y no confiando, podría ser catastrófico para ti y tus seres queridos. Eres mucho más importante para Él, para ser descuidado. Eres demasiado importante para Él, para hacer caso omiso de las señales de advertencia a lo largo de tu trayectoria.

Como confié en el capitán, (ya que todavía no sé cómo volar un avión), así deberías confiar en nuestro Señor y Salvador, que sabe lo que es mejor para nuestras vidas. Él nos ama tanto que él hará lo que sea necesario para atraernos a sí mismo. De este modo, Su misericordia se extiende a nosotros y su amor a veces se pone de manifiesto, a través de las señales de advertencia.

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

¿Quieres esta inspiración de café por correo electrónico todas las mañanas? Ingresa tu dirección de correo electrónico para suscribirte en la parte superior derecha de esta página, debajo de la casilla de “Subscribe” ¿Te gusta este escrito y deseas compartirlo? Simplemente añade tu comentario abajo en “Leave a Reply” o compártelo en Facebook, Twitter, o por correo electrónico usando cualesquiera de los botones al lado de “Share this:”

© Copyright Danny Maldonado, 2012
Las citas bíblicas son tomadas de la Santa Biblia, Nueva Traducción Viviente, derechos de autor © 1996, 2004, 2007 por Tyndale House Foundation. Usado con permiso de Tyndale House Publishers, Inc., Carol Stream, Illinois 60188. Todos los derechos reservados.

Sigue a los segadores


Así que Rut salió a recoger espigas detrás de los cosechadores, y resultó que lo hizo en un campo que pertenecía a Booz, el pariente de su suegro, Elimelec. – Rut 2:3

Rut estaba en Belén ya que vino desde Moab siguiendo a Noemí, luego de que sus hijos (uno de ellos el esposo de Rut) y su esposo habían muerto. Esta era una cultura nueva y un nuevo escenario para Rut, ya que lo que no estaba acostumbrada a las tradiciones ni tampoco a la forma de vida de este nuevo lugar. En esta escena en particular, está ayudando a su suegra a buscar comida en una tierra en la cual no tiene familia ni tampoco es conocida, o eso creía ella. Así que pidió permiso para ir tras los segadores y recoger lo que habían dejado atrás. Cosechar es el proceso de recolección de los cultivos ya maduros de los campos, así que estos eran segadores experimentados. Estaban tras los cultivos grandes. Rut tomó todo lo que quedó atrás por los profesionales. Booz, la conoció ese día después de haberse informado acerca de su desempeño, y le ordenó a seguir a las mujeres jóvenes de cerca y en la parte del campo en que éstas cosechaban. Él le dijo que aprendiera el oficio de aquellos que lo habían dominado. Ella tenía que observar y aprender.

A fin de adquirir conocimientos necesitas seguir a aquellos que lo han hecho antes que tu. Esto no es nuevo, pero a algunos de nosotros simplemente no nos gusta ser vistos como seguidores o que simplemente no sepamos algo que todo el mundo parece saber. También podría ser una verdad oculta acerca de nosotros mismos que no hemos reconocido aún, que aún tenemos un poco de orgullo en nosotros. Para poder crecer, hay que conocer. Pero la la realidad es, que para poder dominar un arte, tienes que seguir aquellos que han sido grandiosos antes que tu. Existe un arte a ser aprendido en cada oficio. Estoy equiparando un segador con alguien que tiene experiencia en nuestra área de interés o que ha alcanzado resultados en las áreas que estás tratando de dominar. No te preocupes por las cosas pequeñas. En ocasiones estamos tan involucrados en las cosas pequeñas que pasamos por alto la gran cosecha. Haz preguntas, mantente atento y aprende. Estos son los que “lo han hecho” antes. Estas son personas que se han ganado el derecho a ser oídos. Lo contrario también es cierto. Nunca debes seguir a alguien que no ha hecho lo que dice. ¿Seguirías los consejos financieros de alguien que está en la quiebra? ¿Obtendrías consejo matrimonial de una persona que descuida a su familia? Como dijo Jeff Henserson: “Porque la gente a quien prestas atención, son un previo del futuro tú”, en otras palabras, te convertirás en aquel o aquello o que escuchas. Si te gusta la lo que ves, continuar escuchando. Si no, aléjate y encuentra a un buen segador.

Recuerdo que pensé que conocía y dominaba el hablar en público. Mi trabajo particular requiere que comunicar y expresar ideas y conceptos que deben comprenderse por completo antes de que se tomen medidas. Mientras estaba tomando una serie de capacitaciones a lo largo de varios meses sobre el tema, comprendí lo poco que sabía y lo mucho que todavía tenía que aprender. Aprendí cosas simples como postura, el tono e incluso las pausas . Cosas que pensé que no eran tan importantes como el mensaje, cuando en realidad lo eran. En realidad hacían que mi mensaje fuera mucho más claro y comprometidos a la audiencia de una manera que nunca pensé que podría. He seguido los segadores y lo sigo haciendo hoy en día.

Si eres lo suficientemente humilde como para reconocer que no lo sabes todo, serás lo suficientemente humilde para aprender todos los días. Es bueno estar a la moda y crear nuevas maneras de hacer las cosas. Pero la experiencia es primordial. Cambiará la forma en que percibes la vida y te ayudará a ir lejos más rápido, porque has aprendido a seguir a los segadores.

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

¿Quieres esta inspiración de café por correo electrónico todas las mañanas? Ingresa tu dirección de correo electrónico para suscribirte en la parte superior derecha de esta página, debajo de la casilla de “Subscribe” ¿Te gusta este escrito y deseas compartirlo? Simplemente añade tu comentario abajo en “Leave a Reply” o compártelo en Facebook, Twitter, o por correo electrónico usando cualesquiera de los botones al lado de “Share this:”

© Copyright Danny Maldonado, 2012
Scripture quotations are taken from the Holy Bible, New Living Translation, copyright ©1996, 2004, 2007 by Tyndale House Foundation. Used by permission of Tyndale House Publishers, Inc., Carol Stream, Illinois 60188. All rights reserved.

De adentro hacia afuera


Había un hombre llamado Job que vivía en la tierra de Uz. Era un hombre intachable, de absoluta integridad, que tenía temor de Dios y se mantenía apartado del mal – Job 1:1

Qué gran introducción! Las credenciales de Job le precedieron. Irreprensible – un hombre de integridad. Temía a Dios y se alejó del mal, una combinación de devoción y de vida práctica. Podemos ser llamados irreprensibles y totalmente íntegros? La idea me hace pensar. Ya ves, me conozco. Yo sé lo que pienso y sé que con lo que lucho. Cuando me acerco a este tema, lo hago con precaución. Quiero ser llamado por Dios y por los hombres, irreprensible.

Pero cómo puedo lograrlo? La historia nos dice que Job temía a Dios. Tenía una devoción que era conocida por el Creador. La vida oculta desarrollada día a día cuando no lo miraba nadie, la vida interior. En 1 Samuel 16:7, cuando Samuel estaba buscando para ungir a un nuevo rey, Dios le dijo “…La gente juzga por las apariencias, pero el SEÑOR mira el corazón.”, así que no mires la apariencia externa. Claramente para Dios, lo que no se ve es más importante que lo que se ve.

Pero, lo que se ve también es importante. Si lees con cuidado en el verso de 1 Samuel, dice claramente que ““…La gente juzga por las apariencias,..” Eso significa que todo el mundo a tu alrededor juzgará por lo que ven, es sólo la naturaleza humana. Piensa en ello como una camisa. Con el fin de saber quién la hizo, de que está hecho y qué tamaño es, tienes que mirar en el interior de la etiqueta. Si te sirve, se verá bien y te representará mejor en el exterior. ¿Qué verá la gente en la etiqueta del interior de nuestras vidas? Esta tu vida reflejando lo que reclamamos es nuestro sello? Lo interesante de esto es que cuando nos ocupamos de nuestra vida devocional, nuestra vida interior, y nosotros guardamos nuestro corazón, la parte exterior se ocupará de sí misma.

Todos queremos ser intachables y no es demasiado tarde para eso. Dios es el Dios de nuevos comienzos. Él hizo todo nuevo para nosotros cuando Jesús murió en la cruz por nuestros pecados, cambiándonos de adentro hacia fuera. Es un proceso que no podemos hacerlo solos. No importa cuánto lo intentemos, a fin de ser llamados por Dios irreprensibles, es necesario que le busquemos y entreguemos nuestras vidas a él.

Sólo entonces el mundo a tu alrededor verá la transformación que has tenido. Una vida fructífera e irreprensible se vive de, adentro hacia fuera.

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

¿Quieres esta inspiración de café por correo electrónico todas las mañanas? Ingresa tu dirección de correo electrónico para suscribirte en la parte superior derecha de esta página, debajo de la casilla de “Subscribe” ¿Te gusta este escrito y deseas compartirlo? Simplemente añade tu comentario abajo en “Leave a Reply” o compártelo en Facebook, Twitter, o por correo electrónico usando cualesquiera de los botones al lado de “Share this:”

© Copyright Danny Maldonado, 2012
Las citas bíblicas son tomadas de la Santa Biblia, Nueva Traducción Viviente, derechos de autor © 1996, 2004, 2007 por Tyndale House Foundation. Usado con permiso de Tyndale House Publishers, Inc., Carol Stream, Illinois 60188. Todos los derechos reservados.

Para un propósito más alto


by DP

“Ellos quedaron complacidos cuando oyeron la razón de su visita y le prometieron darle dinero. entonces él comenzó a buscar una oportunidad para traicionar a Jesús” – Marcos 14:11

Todos conocemos seta historia. El hombre a quién Jesus le había confiado las finanzas, fue el mismo que se tornó en su contra. Penosamente, esto ocurre muy a menudo. Es ese sentido de incredulidad, angustia e incluso de vacío, que inunda nuestro ser entero. Hablo de ese momento en el cual te das cuenta que aquellos en quienes habías confiado, se te han tornado en contra. Pensabas que conocías a alguien, y entonces revelan su verdadero valor. La incredulidad y la tristeza llena tu alma porque te has dado cuenta que lo impensable ha ocurrido, has sido traicionado.

Jesús conocía esto muy bien. Él había derramado su energía y fortaleza entera para ayudar y levantar a uno de los suyos. Pero aquel que lo traicionó, también cumplió un propósito mas alto en la vida de Jesús. Sin el traidor no hubiésemos tenido la cruz. Y sin la cruz, no habría salvación. El dolor trajo en sí una bendición.

Puedes estar pasado por una situación similar. Tu cónyuge, un miembro de la familia, un compañero de trabajo, un socio de negocios o un amigo, alguien en quien habías derramado tu confianza, pero ha hecho o dicho algo que te ha herido profundamente. Estos son momentos que te golpean profundamente con dolor, tristeza y un sentimiento de vacío. Podrías estar questionándote, ¿porqué esta injusticia? y es solo natural que te sientas así, pero Jesús declaró, “Les he dicho todo lo anterior para que en mi tengan paz. Aquí en el mundo tendrán muchas pruebas y tristezas pero anímense, porque yo he vencido al mundo.” Y es a través de Él que podemos hace lo mismo. En estas palabras el afirmó que indudablemente experimentaríamos, tribulaciones. Pero también solidificó, que a través de Él, seríamos victoriosos a a pesar de ellas.

Jesús fue más allá a decir, “Bendigan a quienes los maldicen. Oren por aquellos que los lastiman.”Así es que si te concentras en el dolor, nunca te moverás hacia adelante y te estancarás y te consumirás. Mira la prueba como un paso que te impulsará más en la vida y que te ayudará a crecer mas y más; la traición se convertirá en bendición. El dolor dará a luz nueva vida en ti, y en torno experimentarás un nuevo sentido de propósito y tu corazón será libre y te elevarás a nuevas alturas.

Se nos recuerda en Romanos 8:28, “Y sabemos que Dios hace que todas las cosas cooperen para el bien de los que lo aman y son llamados según el propósito que él tiene para ellos.” Así es que este momento en tu historia, puede haber venido no para romperte, sino para hacerte. Este momento ha venido para un propósito más alto.

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

¿Quieres esta inspiración de café por correo electrónico todas las mañanas? Ingresa tu dirección de correo electrónico para suscribirte en la parte superior derecha de esta página, debajo de la casilla de “Subscribe” ¿Te gusta este escrito y deseas compartirlo? Simplemente añade tu comentario abajo en “Leave a Reply” o compártelo en Facebook, Twitter, o por correo electrónico usando cualesquiera de los botones al lado de “Share this:”

© Copyright DP, 2011

Las citas bíblicas son tomadas de la Santa Biblia, Nueva Traducción Viviente, derechos de autor © 1996, 2004, 2007 por Tyndale House Foundation. Usado con permiso de Tyndale House Publishers, Inc., Carol Stream, Illinois 60188. Todos los derechos reservados.

Maná


por DP

Cuando el rocío se evaporó, la superficie del desierto quedó cubierta por copos de una sustancia hojaldrada y fina como escarcha. Los israelitas quedaron perplejos al ver eso y se preguntaban unos a otros: «¿Qué es esto?», porque no tenían idea de lo que era. Entonces Moisés les dijo:«Este es el pan que el SEÑOR les da para comer. – Éxodo 16:14-15

Maná, que es una palabra bien conocida. Todos hemos escuchado el término en muchos contextos. Con frecuencia la hemos usado para regañar a alguien para que trabaje más duro, o para que haga más, porque “el dinero no llegará como maná del cielo”, decimos. Trae una imagen mental de una sustancia escamosa que se parece al pan, que fue proporcionada a los hijos de Israel en el desierto. Dios les había proporcionado para que pudieran sostenerse todos los días afuera de sus tiendas de campaña. Este evento era totalmente nuevo para ellos. No había ningún punto de referencia que podría ayudarlos a comparar lo que estaban viviendo en ese momento. Ellos estaban acostumbrados a las delicias de Egipto, no aquello que habían encontrado en el suelo. Y así, la expresión más natural era, “Maná”, que significa “¿Qué es esto?”.

Junto con esta substancia nueva y desconocida, vino un nuevo conjunto de instrucciones que debían seguir. Una nueva sustancia y nuevas instrucciones; Maná. Y sin diluir las lecciones increíbles entrelazadas en este texto, tenga en cuenta la palabra “maná”, como todo lo que es nuevo y representa las posibilidades en tu vida. Las encrucijadas en nuestros caminos a que nos enfrentamos y que desafían nuestro intelecto, nuestras emociones y nuestra forma de vida.

A menudo nos encontramos en la misma situación. Nuevos eventos, nuevas reglas, nuevas formas de hacer e interpretar las cosas, y nos sorprendemos diciendo con más frecuencia de lo que admitimos; “Maná,” ¿Qué es esto? Eres estrechado entre opciones. Tienes dudas en cuanto a qué hacer, y lo único que murmuran de tus labios es, “Maná”, ¿Qué es esto?.

Decide hoy dar un paso afuera de la tienda de tu situación actual. Camina hacia la provisión y el suministro del presente para disfrutar de las bendiciones del futuro. Puede parecer desconocido para ti, de manera que incluso podría ser un poco ortodoxo, pero al final será sorprendente y satisfactorio. Maná no es un mito, no es una expresión vacía. Representa lo nuevo, las posibilidades. No tengas miedo de entrar en lo desconocido. Pudieras todavía decir, ¿qué es esto? Y eso estará bien. Si recoges el maná que está delante de ti, la experiencia y la transformación que tendrás, valdrá la pena. Maná ya no será lo desconocido, será la encarnación de RESPIRAR con expectación, VIVIR con confianza y el MOVERTE con valentía, “Maná”.

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

¿Quieres esta inspiración de café por correo electrónico todas las mañanas? Ingresa tu dirección de correo electrónico para suscribirte en la parte superior derecha de esta página, debajo de la casilla de “Subscribe” ¿Te gusta este escrito y deseas compartirlo? Simplemente añade tu comentario abajo en “Leave a Reply” o compártelo en Facebook, Twitter, o por correo electrónico usando cualesquiera de los botones al lado de “Share this:”

© Copyright DP, 2011

Las citas bíblicas son tomadas de la Santa Biblia, Nueva Traducción Viviente, derechos de autor © 1996, 2004, 2007 por Tyndale House Foundation. Usado con permiso de Tyndale House Publishers, Inc., Carol Stream, Illinois 60188. Todos los derechos reservados.

Día de graduación


por DP

¡Miren! ¡Ya pronto vengo! Y traigo conmigo mi galardón, para recompensar a cada uno conforme a sus acciones. – Apocalipsis 22:12

Fue un sentimiento totalmente diferente. Yo había caminado todo el día antes, en busca de la ropa que él se pondría. Conseguimos la corbata, la camisa, los pantalones, los zapatos, (En realidad, ¡él quería usar tenis!) y el habitual corte de pelo. Un día de compras, un gran día de salir con mi hijo. (¡Ah, y menos dinero en el bolsillo!)

El día llegó y nos dirigimos hacia a la ceremonia de graduación. Fue un gran momento, y también un momento de profundas reflexiones y emociones. Las emociones llegaron a un alto nivel cuando se hizo una presentación con las fotos de los estudiantes. Mi hijo había seleccionado una foto que aparece en sus primeros días escolares y luego mostraron una foto actual. No puedo poner en palabras lo que sentí en ese momento. Alegría, esperanza, un sinnúmero de sentimientos ese día (y una ocasional lágrima molestando mis ojos). Una cosa era cierta, yo esperaba grandes cosas para mi hijo y me sentía muy orgulloso de él.

Este día fue la culminación y el comienzo de dos temporadas. La culminación de años de estudio y aprendizaje y el comienzo de una nueva temporada de nuevas experiencias, retos y victorias, y sí, más estudio y aprendizaje. La graduación fue el reconocimiento del trabajo que se hizo años antes. Mientras estaba sentado allí, también me hizo reflexionar sobre la vida, acerca de mi esposa, de mi hijo, mi hija y de mí mismo. Y me di cuenta de que todos compareceremos ante nuestro Dios un día, seremos llamados por nuestro nombre y recibiremos la recompensa de lo que hemos hecho en esta vida. Ese día no es el día para prepararse. En ese día no hay nada que se pueda hacer para obtener una medalla o reconocimiento. Ese día es la graduación, el día de la recompensa.

Como me sentí ese día, estaba y estoy orgulloso de mi hijo. ¿Sentirá Dios lo mismo acerca de ti ese día? Si no estás seguro, no es demasiado tarde para que tornes tu corazón a Él y enmiendes tus caminos. Él ha prometido te que escuchará y te recibirá. Él ha hecho todo lo que hay que hacer para que tú y yo seamos reconciliados con Él. Todos hemos pecado y todos tenemos un pasado, y todos tenemos un futuro, si queremos. – “Todo santo tiene un pasado y todo pecador tiene un futuro” Craig Groeschel

Tú y yo recibiremos la recompensa de acuerdo a nuestra obra, por aquello que hicimos con nuestra vida. Hazla una gratificante. El día llegará y será, el día de graduación

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

¿Quieres esta inspiración de café por correo electrónico todas las mañanas? Ingresa tu dirección de correo electrónico para suscribirte en la parte superior derecha de esta página, debajo de la casilla de “Subscribe” ¿Te gusta este escrito y deseas compartirlo? Simplemente añade tu comentario abajo en “Leave a Reply” o compártelo en Facebook, Twitter, o por correo electrónico usando cualesquiera de los botones al lado de “Share this:”

© Copyright DP, 2011

Escrituras tomadas de la Reina Valera Contemporánea ® © Sociedades Bíblicas Unidas, 2009, 2011. Usado con permiso. Todos los derechos reservados.

Cortar o podar


por DP

Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. Él corta de mí toda rama que no produce fruto y poda las ramas que sí dan fruto, para que den aún más. Ustedes ya han sido podados y purificados por el mensaje que les di. Permanezcan en mí, y yo permaneceré en ustedes. Pues una rama no puede producir fruto si la cortan de la vid, y ustedes tampoco pueden ser fructíferos a menos que permanezcan en mí. – Juan 15:1-4

Este pasaje trae consigo muchas enseñanzas que enriquecen la vida de cualquier ser humano. Aquí, Jesús estaba hablando a sus discípulos sobre la importancia de la relación con el Padre y con Él. Hizo hincapié en el principio invaluable que juegan las relaciones en la vida cotidiana. Y hace muy claro en los pasajes siguientes que sin una relación con Él, las obras de los hombres, serán temporeras.

Pero es muy interesante cuando hace una distinción entre cortar y podar, y con razón. Al cortar una rama se desplaza por completo, se separa. Todos los nutrientes, el agua, y todo lo que le dio vida se ha ido. Se descarta por ya no ser parte de la vid. Ningún esfuerzo, ninguna energía se gastará para mantener, alimentar o dar vida a esta rama. Asimismo hay algunas relaciones que deben ser separadas de nuestras vidas. Relaciones que sólo toman de nosotros nuestra energía, tiempo y recursos, y nunca vemos ningún fruto. Estas son relaciones que nunca añaden a tu vida, sólo toman. No te celebran, te critican. Estas son las relaciones que deben ser cortadas.

Pero cuando se poda la vid, podría parecer que se está también cortando porque su apariencia se ve menos abundante. Pero la realidad es que al podarla se está creando capacidad y espacio para que pueda crecer aun más grande. De la misma manera sucede con nosotros. A veces tenemos que podar algunas áreas de nuestras vidas. No para separar, sino para crear capacidad, para hacer espacio para crecer y ser fructíferos. Ya sea que se trate de relaciones o en el trabajo, a veces, menos es más. El espacio que crea los acontecimientos que podan tu entorno, se traducirá en enfoque y productividad.

En cada caso, tus acciones te llevarán a un lugar mejor en tu vida. Y cuando permanecemos en Él, la Vid Verdadera, llevaremos mucho fruto y nuestras vidas y los que nos rodean se beneficiarán de ello. Entonces, ¿qué será, cortar o podar?

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

¿Quieres esta inspiración de café por correo electrónico todas las mañanas? Ingresa tu dirección de correo electrónico para suscribirte en la parte superior derecha de esta página, debajo de la casilla de “Subscribe” ¿Te gusta este escrito y deseas compartirlo? Simplemente añade tu comentario abajo en “Leave a Reply” o compártelo en Facebook, Twitter, o por correo electrónico usando cualesquiera de los botones al lado de “Share this:”

© Copyright DP, 2011

Las citas bíblicas son tomadas de la Santa Biblia, Nueva Traducción Viviente, derechos de autor © 1996, 2004, 2007 por Tyndale House Foundation. Usado con permiso de Tyndale House Publishers, Inc., Carol Stream, Illinois 60188. Todos los derechos reservados.