El milagro está vivo


por DP

Cuando todos los habitantes de esa región se enteraron de que Jesús había llegado, corrieron en masa para verlo a él y también a Lázaro, el hombre al que Jesús había resucitado de los muertos. Entonces los principales sacerdotes decidieron matar a Lázaro también, ya que, por causa de él, muchos los habían abandonado a ellos y ahora creían en Jesús. – Juan 12:9-11

Esta era una época muy peligrosa en la vida de Jesús. Él había realizado uno de los milagros más visibles e innegables de su ministerio. Uno que llamó la atención de sus enemigos y lo hizo una mayor amenaza para el sustento de ellos. Lázaro estaba vivo gracias a Jesús. Lázaro era la prueba viviente de quién era Jesús. Una prueba innegable.

Los sacerdotes decidieron hacerse cargo del problema y la manera más fácil de hacerlo era conspirar para matar a Lázaro. Ellos querían silenciar y enterrar la evidencia que gritaba la verdad; Jesús era el hijo de Dios. Sin embargo, no hay ninguna evidencia o registro en la Biblia que señale que lo lograron. El milagro estaba vivo.

Cuando eres es el recipiente del favor de Dios en tu vida, debes estar preparado para recibir amenazas y rechazos por causa de ello. Cuando tu vida emana grandeza, favor y bendiciones poco comunes, debes saber que no todo el mundo estará feliz por ti. Pero eso está bien, porque puedes estar seguro de que, “… Si Dios está a favor de nosotros, ¿quién podrá ponerse en nuestra contra?”.

No te preocupes por los que se oponen en tu vida, aquellos que nunca estarán felices con tu bendición, tu progreso o tu promoción. Sé agradecido en muchas maneras porque si no hubiera sido por el milagro, nunca habrías sabido quién estaba por ti y quién en tu contra. Tu bendición revela a tus amigos y a tus enemigos.

Por lo tanto piensa en ello. Podrías estar sintiendo la presión y cuestionar, ¿por qué? Es muy sencillo. La grandeza siempre es una amenaza a la mediocridad. La grandeza siempre es una amenaza para el status quo. Así es que, levanta tu espíritu hoy y pon tu corazón en cosas más altas. No permitas que la presión llene tu corazón con temor, y camina con firmeza a tu destino. Proclama con tu vida que la grandeza te ha sido impuesta y que eres mayordomo de la misma. Se te ha dado un milagro. Y mientras mayor sea el milagro, mayor será la amenaza.

No importa lo que te digan, qué tan grande parezca la amenaza, o cuán alto es el ruido a tu alrededor, ya sabes muy dentro de ti, que el milagro de tu vida aún está vivo.

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

¿Quieres esta inspiración de café por correo electrónico todas las mañanas? Ingresa tu dirección de correo electrónico para suscribirte en la parte superior derecha de esta página, debajo de la casilla de “Subscribe” ¿Te gusta este escrito y deseas compartirlo? Simplemente añade tu comentario abajo en “Leave a Reply” o compártelo en Facebook, Twitter, o por correo electrónico usando cualesquiera de los botones al lado de “Share this:”

© Copyright DP, 2011
Las citas bíblicas son tomadas de la Santa Biblia, Nueva Traducción Viviente, derechos de autor © 1996, 2004, 2007 por Tyndale House Foundation. Usado con permiso de Tyndale House Publishers, Inc., Carol Stream, Illinois 60188. Todos los derechos reservados.

Tu cayado y tu honda


por DP

Y ciñó David su espada sobre sus vestidos, y probó a andar, porque nunca había hecho la prueba. Y dijo David a Saúl: Yo no puedo andar con esto, porque nunca lo practiqué. Y David echó de sí aquellas cosas. – 1 Samuel 17:39

Esta es una historia muy conocida. El Rey David venció a Goliat y su camino hacia la grandeza se convirtió en los titulares de la ciudad. Todos nos centramos en la parte de la historia donde él lanza la piedra que golpea al gigante en la frente y le hace caer; un momento épico y un punto de inflexión para David y el pueblo de Israel.

Pero claramente hay más material metafórico en la historia que ha de enriquecer a cada lector y amante de la vida. El hecho de que David estuviese en el lugar correcto y en el momento adecuado no subraya la preparación y la historia que su vida traía a la escena. Él le expresa al rey Saúl cómo había luchado ferozmente con los animales cuando atendía las ovejas de su padre, lo que lo hacía más capaz para hacer frente a este poderoso contrincante.

David debió haber hecho un argumento convincente ante el rey para que lo autorizara a pelear. Debió haber sido así, porque todo lo demás dependía de esta lucha. En el texto vemos que, luego de estar de acuerdo, Saúl le dijo a David que se pusiera su armadura real. David así lo hizo, pero después de tratar de caminar, se negó a usarla en la batalla, y se preparó con todo lo que él conocía, su cayado y su honda.

¿Cuántas veces te has vestido de las expectativas de otra persona? ¿Estás viviendo el sueño de otro? ¿Has pasado el tiempo buscando la aceptación de los demás dejando a un lado tu propia vida? Es tiempo de vestirte con tu propio equipo, para soñar tus propios sueños y vivir la vida de acuerdo a los términos de Dios.

A menudo ignoramos que Dios usará lo que somos y lo que tenemos, sin la ayuda de nadie. Cuando entendamos que para ser el hombre y la mujer que se nos ha llamado a ser, no necesitamos complacer a nadie, encontraremos nuestro lugar y realizaremos nuestro destino, así como lo hizo David cuando se enfrentó a este gigante. El texto dice que corrió hacia él, algo que no hubiese podido hacer si se hubiese puesto la armadura de Saúl. Cuando sabes quién eres y lo que se supone que hagas, brillarás y te destacarás en el momento más crucial de tu vida. Y tu vida y los que te rodean será mucho mejor por ello.

La grandeza emanará de ti, por haberte vestido con tu cayado y tu honda.

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

¿Quieres esta inspiración de café por correo electrónico todas las mañanas? Ingresa tu dirección de correo electrónico para suscribirte en la parte superior derecha de esta página, debajo de la casilla de “Subscribe” ¿Te gusta este escrito y deseas compartirlo? Simplemente añade tu comentario abajo en “Leave a Reply” o compártelo en Facebook, Twitter, o por correo electrónico usando cualesquiera de los botones al lado de “Share this:”

© Copyright DP, 2011
Escrituras tomadas de la Reina Valera 1960 ® © Sociedades Bíblicas Unidas, 2009, 2011. Usado con permiso. Todos los derechos reservados.

Proceso


por DP

Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman,s los que han sido llamados de acuerdo con su propósito. Romanos 8:28

Este es un concepto, que de por sí suena muy seco para nuestros oídos. En realidad, se siente a veces como un freno de automóvil, pensamos que nos está retrasando. Hablar sobre proceso nos hace sentir dolor aún cuando no se ha pasado por el o ni siquiera empezado.

Somos inspirados por las historias que evocan los logros humanos. Las que presentan un perdedor que emerge triunfante. O aquellos en los que una inmensa injusticia ha sido hecha y que en última instancia es redimida. Todos hemos oído hablar de ellos. Hombres y mujeres como Rosa Parks, que adoptó una postura que comenzó un movimiento de derechos civiles. Eric Liddle, quien ganó los Juegos Olímpicos en una carrera para la cual no había entrenado , después de negarse a correr en un día considerado como sagrado para sus creencias. José, que fue ascendido a segundo en el mando directo desde las mazmorras. ¿Qué con el rey David, que tuvo que correr durante años después de haber sido ungido como rey, caminando con un grupo de rechazados como su ejército. Podríamos mencionar cientos de historias conocidas y desconocidas que reavivarían la chispa de la creatividad, el valor y la tenacidad en nosotros. Tienen muchas cosas en común, pero la que a menudo nos no olvidamos, es proceso.

Para llegar a ese punto de inflexión, para estar equipado con las herramientas necesarias para la tarea a mano, todos se sometieron a un proceso que les dio la capacidad y el carácter para llevar a cabo y transformar la situación que se encontraban. La creación misma, sufrió una transformación que tomó tiempo. Así es la vida, un proceso. El mero crecimiento y transformación que tiene lugar en el vientre de una mujer, y el tiempo necesario para que el niño se desarrolle hasta que llegue a su termino y últimamente el nacimiento, es un proceso. Cuando esa etapa termina, una nueva comienza. Y es una metáfora maravillosa a utilizar para describir proceso.

También es cierto para ti. Podría ser que estás en las primeras etapas de tu situación y no ves ninguna razón por la cual estás en medio de un drama interminable que consume cada segundo de tu vida el pensamiento. Una injusticia que está ocurriendo y no se puede ver la salida o el razonamiento para ello. Se hace difícil entender que grandes sueños se están acumulando en tu interior, pero tu realidad es tan diferente y todo te grita que mates esos sueños. Puede ser que sea tan personal, que un gran dolor es lo que sólo conoces como una forma de vida. Pero, ¿considerarías una postura diferente? ¿Te darías a ti mismo una nueva oportunidad? Puede ser que sea el proceso que Dios está usando para reformar tu pensamiento, tu carácter y tu actitud, para que cuando llegue el momento, se exprese la grandeza para lo que has sido creado.

Así que no rechaces el proceso, abrázalo, deja que te enseñe. Míralo desde otro ángulo, porque todas las cosas ayudan a bien para aquellos que aman a Dios. Reconozco que no sé cuál es su situación, lo difícil o complicado que pueda ser. Pero el proceso no es nuestro enemigo, puede ser nuestro aliado y entonces podrás ver tu empleo actual, tu situación familiar, un negocio, el lugar donde vives, tu dolor, desde una perspectiva diferente y no estar amargado, sino agradecido.

Y recuerda siempre que Dios te ama y debemos ver nuestra situación a través de los ojos de Dios y no a Dios a través nuestra situación. Porque simplemente eso podría ser lo único que cambiará tu vida; el proceso.

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

¿Quieres esta inspiración de café por correo electrónico todas las mañanas? Ingresa tu dirección de correo electrónico para suscribirte en la parte superior derecha de esta página, debajo de la casilla de “Subscribe” ¿Te gusta este escrito y deseas compartirlo? Simplemente añade tu comentario abajo en “Leave a Reply” o compártelo en Facebook, Twitter, o por correo electrónico usando cualesquiera de los botones al lado de “Share this:”

© Copyright DP, 2011
Las citas bíblicas son tomadas de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional ® NVI ® Copyright © 1973, 1978, 1984, 2011 by Biblica, Inc. ™ Usado con permiso. Todos los derechos reservados en todo el mundo.

Corre tu carrera


“Esto no se trata de volver atrás. Se trata de que la vida está delante de ti y corres hacia ella. Porque nunca sabes qué tan lejos puedes llegar a menos que corras.”- Helen Bates “Penny” Chenery Tweedy (criadora y manejadora de Secretariat)

“Por lo tanto, ya que estamos rodeados por una enorme multitud de testigos de la vida de fe, quitémonos todo peso que nos impida correr, especialmente el pecado que tan fácilmente nos hace tropezar. Y corramos con perseverancia la carrera que Dios nos ha puesto por delante.” – Romanos 12:1 NTV

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

Puedes ver esta porción de la película aquí.

Aquel que siembra


wpid-sower3-2011-06-12-06-00.jpgpor DP

Y les habló muchas cosas por parábolas, diciendo: He aquí, el sembrador salió a sembrar. Y mientras sembraba, parte de la semilla cayó junto al camino; y vinieron las aves y la comieron. Parte cayó en pedregales, donde no había mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra; pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó. Y parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron, y la ahogaron. Pero parte cayó en buena tierra, y dio fruto, cuál a ciento, cuál a sesenta, y cuál a treinta por uno. – Mateo 13:3-8

Era muy temprano en la mañana. Este era el momento que había esperado durante toda la semana. Se paseaba por la habitación, ensayando, pensando, dudando, esperanzado, con expectación. Un sinfín de emociones corriendo en su cabeza y en su corazón. ¿Cómo va a abordar el tema? ¿Será bien aceptado? Estaba convencido de lo que iba a decir?

Y entonces se acordó de el parábola, donde el semilla había caído en diferentes tipos de suelo y obtuvo resultados diferentes al final. Y le vino a su mente el pensamiento, ¿qué si el suelo no era la única variable aquí? ¿ni tampoco el semilla? ¿Y si el sembrador tenía un papel crucial en el historia? Y su corazón descansó. La semilla, el mensaje de que iba a entregar era sólido. Tenía que estar seguro de que el mensajero, el sembrador, no la semilla, estaba revestida de hierro también.

Existen muchas ocasiones en que no somos capaces de comprender la importancia del mensaje o la tarea que vamos a ofrecer, que no tomamos buen cuidado de él. En la parábola, se trataba de una persona cualificada. La historia dice que era un sembrador. Él sabía lo que hacía, tenía experiencia, había hecho esta tarea antes. También sabía donde la semilla tendría el mejor de los resultados. Así que, ¿por qué la lanzó junto al camino, sobre los lugares pedregosos o entre las espinas? ¿Estaba siendo descuidado?

Sin menoscabar o dejar de lado las muchas enseñanzas que Jesús transmitió a través de esta parábola, todos debemos considerar y entender que tenemos que comunicarnos bien. Tenemos que conocer el entorno en que nos encontramos y ser asertivos con nuestras palabras. Es un mensaje importante, pero podría ser el suelo equivocado, el lugar equivocado o el momento equivocado.

De vuelta a nuestro amigo en el comienzo de este escrito. Con el entendimiento de este principio, entró en la reunión y exploró el campo. Cuando vio buena tierra, le entregó el mensaje de suma importancia. El mensaje que transformaría su vida.

No importa donde te desempeñes, debes estar preparado y ser consciente del terreno que te ha sido dado. Puede que no sea el semilla, ni la tierra, pero podría ser aquel que siembra.

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

¿Quieres esta inspiración de café por correo electrónico todas las mañanas? Ingresa tu dirección de correo electrónico para suscribirte en la parte superior derecha de esta página, debajo de la casilla de “Subscribe” ¿Te gusta este escrito y deseas compartirlo? Simplemente añade tu comentario abajo en “Leave a Reply” o compártelo en Facebook, Twitter, o por correo electrónico usando cualesquiera de los botones al lado de “Share this:”

© Copyright DP, 2011
Escrituras tomadas de la Reina Valera 1960 ® © Sociedades Bíblicas Unidas, 2009, 2011. Usado con permiso. Todos los derechos reservados.

Día de graduación


por DP

¡Miren! ¡Ya pronto vengo! Y traigo conmigo mi galardón, para recompensar a cada uno conforme a sus acciones. – Apocalipsis 22:12

Fue un sentimiento totalmente diferente. Yo había caminado todo el día antes, en busca de la ropa que él se pondría. Conseguimos la corbata, la camisa, los pantalones, los zapatos, (En realidad, ¡él quería usar tenis!) y el habitual corte de pelo. Un día de compras, un gran día de salir con mi hijo. (¡Ah, y menos dinero en el bolsillo!)

El día llegó y nos dirigimos hacia a la ceremonia de graduación. Fue un gran momento, y también un momento de profundas reflexiones y emociones. Las emociones llegaron a un alto nivel cuando se hizo una presentación con las fotos de los estudiantes. Mi hijo había seleccionado una foto que aparece en sus primeros días escolares y luego mostraron una foto actual. No puedo poner en palabras lo que sentí en ese momento. Alegría, esperanza, un sinnúmero de sentimientos ese día (y una ocasional lágrima molestando mis ojos). Una cosa era cierta, yo esperaba grandes cosas para mi hijo y me sentía muy orgulloso de él.

Este día fue la culminación y el comienzo de dos temporadas. La culminación de años de estudio y aprendizaje y el comienzo de una nueva temporada de nuevas experiencias, retos y victorias, y sí, más estudio y aprendizaje. La graduación fue el reconocimiento del trabajo que se hizo años antes. Mientras estaba sentado allí, también me hizo reflexionar sobre la vida, acerca de mi esposa, de mi hijo, mi hija y de mí mismo. Y me di cuenta de que todos compareceremos ante nuestro Dios un día, seremos llamados por nuestro nombre y recibiremos la recompensa de lo que hemos hecho en esta vida. Ese día no es el día para prepararse. En ese día no hay nada que se pueda hacer para obtener una medalla o reconocimiento. Ese día es la graduación, el día de la recompensa.

Como me sentí ese día, estaba y estoy orgulloso de mi hijo. ¿Sentirá Dios lo mismo acerca de ti ese día? Si no estás seguro, no es demasiado tarde para que tornes tu corazón a Él y enmiendes tus caminos. Él ha prometido te que escuchará y te recibirá. Él ha hecho todo lo que hay que hacer para que tú y yo seamos reconciliados con Él. Todos hemos pecado y todos tenemos un pasado, y todos tenemos un futuro, si queremos. – “Todo santo tiene un pasado y todo pecador tiene un futuro” Craig Groeschel

Tú y yo recibiremos la recompensa de acuerdo a nuestra obra, por aquello que hicimos con nuestra vida. Hazla una gratificante. El día llegará y será, el día de graduación

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”

¿Quieres esta inspiración de café por correo electrónico todas las mañanas? Ingresa tu dirección de correo electrónico para suscribirte en la parte superior derecha de esta página, debajo de la casilla de “Subscribe” ¿Te gusta este escrito y deseas compartirlo? Simplemente añade tu comentario abajo en “Leave a Reply” o compártelo en Facebook, Twitter, o por correo electrónico usando cualesquiera de los botones al lado de “Share this:”

© Copyright DP, 2011

Escrituras tomadas de la Reina Valera Contemporánea ® © Sociedades Bíblicas Unidas, 2009, 2011. Usado con permiso. Todos los derechos reservados.

If you wait…


If we wait patiently on the Lord, he will:

  • Hear our cry (Psalms 40:1)
  • He will act on our behalf (Isaiah 64:4)
  • We will not be put to shame (Psalms 25:3)
  • We will renew our strength (Isaiah 40:31)
  • And we will ultimately be exalted (Psalms 37:34)

So it is good to wait upon the Lord…

*Excerpt from Walk in The Word by Dr. James MacDonald – The Benefits of Waiting http://www.walkintheword.com/

“BREATHE expectantly, LIVE confidently and MOVE Boldly”

Si esperas…


Si esperamos pacientemente en el Señor, Él…

  • Escuchará nuestro clamor (Salmos 40:1)
  • Actuará en favor nuestro (Isaías 64:4)
  • No dejará que seamos avergonzados (Salmos 25:3)
  • Renovará nuestras fuerzas (Isaías 40:31)
  • Nos exaltará a su debido tiempo (Salmos 37:34)

Así es que es bueno esperar en el Señor…

*Extracto de “Walk in The Word” por Dr. James MacDonald – “The Benefits of Waiting” http://www.walkintheword.com/

“RESPIRA con expectación, VIVE con confianza y MUÉVETE con valentía”